• miércoles 8 de febrero del 2023

21 jubilados prosiguen desalojados de su vivienda tras el fuego en Sant Adrià (Barcelona)

img

El Ayuntamiento solicitó a los dueños denunciar la ocupación del local del incendio

BARCELONA, 8 Ago.

Un total de 21 jubilados prosiguen sin poder regresar a la vivienda Mossèn Anton de Sant Adrià (Barcelona) tras el incendio que este domingo afectó a un bloque próximo y forzó a evacuar a habitantes y vecinos.

En un aviso este lunes, el Ayuntamiento informó de que se prevé que los jubilados logren regresar al centro este martes, tras pasar la noche del domingo al lunes en la vivienda Matacàs de Sant Adrià.

Una treintena de familias que fueron expulsadas por el fuego pasaron la noche en viviendas de familiares o en hoteles, al paso que los vecinos de las construcciones lindantes lograron regresar durante la noche a sus viviendas.

A raíz del incendio, el Sistema d'Emergències Mèdiques (SEM) atendió a 58 personas por inhalación de humo y seis mucho más fueron trasladadas al hospital: cinco de ellas ahora recibieron el alta y la sexta continúa ingresada.

El local donde comenzó el fuego se encontraba ocupado, algo de lo que el Ayuntamiento tuvo conocimiento a lo largo de la pandemia y que comunicó a los juzgados de Badalona (Barcelona) mediante la Policía Local.

El consistorio contactó con los dueños del local a fin de que se sumaran a la demanda, "algo que no hicieron" y que, según destaca el Ayuntamiento, era preciso a fin de que el juez pudiese organizar el desalojo.

La regidora de Sant Adrià, Filo Cañete, "últimamente" volvió a soliciar a la Policía Local que contactara con los dueños a fin de que denunciaran la ocupación y se pudiese recobrar la utilización del local, ha subrayado el consistorio.

El Ayuntamiento asimismo ha señalado que los servicios sociales ofrecieron en "reiteradas oportunidades" asistencia a quien ocupaba el inmueble, y que ella la rechazó.

El bloque donde se produjo el incendio prosigue sellado este lunes: no hay recursos de agua, luz y electricidad y los desagües han sufrido daños graves por el fuego, que asimismo dejó el primer y el segundo piso "muy estropeados".

Según la opinión inicial de los Bombers, el edificio no sufrió daños estructurales, esperando del informe del perito de la red social de vecinos, pero va a haber que desbrozar los bajos, apuntalar la primera planta y reemplazar las tuberías.

Más información

21 jubilados prosiguen desalojados de su vivienda tras el fuego en Sant Adrià (Barcelona)