• viernes 3 de febrero del 2023

Aragonès informa a Illa (PSC) de que negociar supone "cesiones" y urge a un convenio de Presupuestos

img

Defiende que las cuentas son una "ocasión excepcional" para ofrecer contestación a los expertos en huelga

BARCELONA, 25 Ene.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha sobre aviso este miércoles al primer secretario del PSC, Salvador Illa, que negociar supone llevar a cabo "cesiones mutuas", mientras que prosiguen encalladas las negociaciones entre PSC y ERC, y lo ha urgido a cerrar a la mayor brevedad un convenio de Presupuestos.

"Si ponemos por enfrente los intereses de país, tenemos la posibilidad de tener un convenio de Presupuestos que va a ser bueno para la ciudadanía y para los servicios públicos", le dijo a lo largo de la sesión de control, una vez que Illa haya insistido en que el Govern debe admitir sus proposiciones si desea pactar con los socialistas.

Ante las huelgas de educación, salud y taxis, Aragonès ha defendido que los nuevos Presupuestos dejarán prosperar los servicios públicos y que "parte de las respuestas" a la solicitudes de los expertos están en el emprendimiento de finanzas públicas para 2023.

"Contamos próximo el emprendimiento", le dijo a Illa, exponiendo al hemiciclo un dossier sobre los Presupuestos.

Illa ha sostenido que las movilizaciones de este miércoles detallan el malestar de los expertos, y ha añadido que la compromiso de aprobar los Presupuestos es de Aragonès, que piensa que debe elegir si admite la iniciativa socialista "de mínimos" o busca otros apoyos.

Además, le ha sobre aviso de que las cuentas se discuten en el Parlament, en alusión velada a presiones de ERC al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, amagando con retirarle acompañamiento: "Hablar por charlar no es bueno. Hablar representando a otros es riesgoso. Y de forma frecuente mucho más vale charlar de menos que no de sobra", ha zanjado.

Después de que el presidente de Junts, Albert Batet, haya criticado el "retroceso en el eje nacional y la mala administración" económica del Govern, Aragonès ha emplazado a sus exsocios a ser causantes, a negociar para llegar a un convenio sobre las cuentas de 2023 y a apostar por proteger los intereses de sus votantes ajeno de la crítica simple, en sus expresiones.

"Les tiendo nuevamente la mano. Pueden expresar las críticas y disconformidades, pero ¿qué resoluciones ofrecen?", aseguró el presidente, que ha asegurado que tiene visibles las responsabilidades que supone dirigir la Generalitat en frente de las tutelas que han intentado imponer ciertos campos políticos, según él.

Por su parte, Batet ha replicado a Aragonès que su actuación ha desvanecido el enfrentamiento de adentro que hubo en Junts sobre si escapar del Govern: "Sus capacidades negociadoras ahora observamos que no marchan ni aquí ni en La capital española".

Ante el bloqueo de las novedosas cuentas, líder de los comuns en el Parlament, Jéssica Albiach, ha instado a Aragonès a desplegar pactos presupuestarios para 2023 ahora pactados con su conjunto por medio de decretos ley y ampliaciones de crédito: "Terminen con el chantaje a todo el país por una carretera y comiencen a realizar y arrancar el acuerdo en salud".

Aragonès ha asegurado que en los próximos días se van a centrar en llegar a un convenio con la mayor parte parlamentaria y que van a hacer lo que esté en su mano a fin de que los elementos lleguen a los servicios públicos: entre ellos, ha señalado los mucho más de 1.200 millones para salud pactados con los comuns que "van a dar considerablemente más comodidades al conseller Balcells" para enfrentar las reivindicaciones de los médicos en huelga.

El presidente aseguró que "dilatar en el tiempo" la entrada en vigor de las cuentas piensa que los elementos demoren mucho más en llegar allí donde se precisan, y no gastar al Govern, y ha advertido que la prórroga impide que la integridad de elementos previstos en las finanzas públicas de 2023 se logren aprobar.

En exactamente la misma línea ha respondido a la miembro del congreso de los diputados de la CUP Eulàlia Reguant, que le ha reprochado las movilizaciones en el campo público a causa de las políticas del Govern, que a su juicio apuesta por la "sociovergencia contra el territorio y las clases populares".

Aragonès ha instado a la CUP a negociar sobre las cuentas si "están preocupados por las actualizaciones" de las condiciones de los colectivos en huelga, y ha añadido que ciertas reivindicaciones en salud o sanidad surgen de ocasiones estructurales que la pandemia agudizó.

"Este país precisa aprobar unos Presupuestos que son una ocasión excepcional para ofrecer contestación a pretensiones muy evidentes y muy palmarias", aseguró en la réplica al republicano Ernest Maragall, en su última intervención como diputado en sesión de control, tras su resolución de dejar el acta para centrarse en la campaña por Barcelona.

De hecho, Aragonès ha aprovechado la intervención para agradecer a Maragall su experiencia, tarea parlamentaria y visión estratégica en ERC: "Me llevó a mí a ser presidente del país".

También ha defendido las políticas de la Generalitat para hacer más simple la integración de personas inmigrantes con un puesto y para asegurar el "derecho al propio cuerpo" de las mujeres en el ámbito de la salud, tras la críticas del líder de Vox en Catalunya, Ignacio Garriga, el desempeño de los servicios públicos en Catalunya.

Más información

Aragonès informa a Illa (PSC) de que negociar supone "cesiones" y urge a un convenio de Presupuestos