• jueves 01 de diciembre del 2022

Aragonès protege el pacto de claridad en el aniversario del 1-O a fin de que "Catalunya vuelva a votar"

img

Ve el 1-O como una "enorme victoria" y reclama las enseñanzas de ese día para ejercer la autodeterminación

BARCELONA, 1 Oct.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha defendido este sábado su iniciativa de impulsar un convenio de claridad para saber las condiciones para festejar un referéndum pactado: "Hicimos el referéndum del 1-O y vamos a hacer que Catalunya vuelva a votar".

"Lo volveremos a hacer viable para ofrecer contestación a la extensa, sólida y transversal mayoría de la ciudadanía de Catalunya que desea elegir en independencia el futuro del país", dijo en una declaración institucional por el quinto aniversario del 1-O, que ha grabado en la Generalitat y emitió TV3, y donde no ha mencionado la crisis de Govern.

Aragonès ha reivindicado las enseñanzas del 1-O con el objetivo de regresar a trabajar para ejercer la autodeterminación: "Debemos regresar a hallarnos. Volver a trabajar en positivo en aquello que nos une de manera incuestionable. En aquello que el día de hoy todavía lúcida todo nuestro orgullo".

Considera que la forma de poder esta unidad es el "extenso consenso" que, a su juicio, existe en la sociedad catalana en pos de que Catalunya decida su porvenir en un referéndum.

El presidente ha sostenido que la autodeterminación es un derecho irrenunciable que tienen que ejercer "asegurando que todo el planeta se sienta llamado a votar y garantizando el acompañamiento de la red social en todo el mundo y que todas y cada una de las partes implicadas reconozcan el resultado".

Por eso, ha insistido en su iniciativa de proponer un convenio de claridad al Gobierno "para saber cuándo y de qué forma Catalunya debe poder ejercer nuevamente el derecho a tomar decisiones".

Aragonès ha reiterado que es la única vía para solucionar el enfrentamiento y que, para conseguirlo, el soberanismo debe regresar a centrar su alegato en la democracia: "Debemos regresar a centrarnos en el derecho a voto, en los derechos y libertades que todos disponemos y que deseamos ejercer con plenitud".

"Debemos regresar a proteger la democracia. Por convencimiento con los derechos y las libertades colectivas. Y pues, cuanta mucho más democracia, mucho más cerca vamos a estar de la independencia", y dió las merced a todas y cada una la gente que hicieron viable el 1-O y fueron a votar ese día.

El jefe del Ejecutivo definió el 1-O como un día histórico que "pertenece a la memoria colectiva del país", puesto que cree que se probó el deber democrático de la población catalana y el deseo de elegir libremente su porvenir.

"Indudablemente, una enorme victoria. Una enorme lección de valores democráticos frente a la opresión del Estado que nos enseña que el sendero hacia la república catalana es el sendero de los derechos y las libertades", ha subrayado.

Asimismo, ha señalado que el 1-O fue viable merced a la "coalición infranqueable" entre instituciones, sociedad civil y ciudadanía, y ha argumentado que merced a este trabajo grupo ha podido haber urnas y papeletas, y se lograron proteger los institutos electorales frente a las cargas policiales.

Ha lamentado que todos y cada uno de los integrantes del Govern de ese instante, como el entonces presidente Carles Puigdemont y el vicepresidente Oriol Junqueras, "están pagando un precio altísimo", tal como la que era presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

"Prisión, exilio, multas y también inhabilitaciones. La suspensión de nuestras instituciones. La amenaza judicial que todavía pervive. El coste personal para muchas de la gente que hay tras el 1-O es altísimo", y piensa que se les debe respaldar y ofrecer un reconocimiento colectivo.

En este sentido, ha asegurado que va a hacer todo cuanto esté en sus manos "para terminar a toda forma de opresión" y que de ahí que va a trabajar para una amnistía.

Este alegato es el único acto institucional por el quinto aniversario del 1-O, puesto que la crisis del Govern entre ERC y Junts hizo volver a pensar los actos de la día.

La Generalitat trabajaba en un acto con participación de todos y cada uno de los consellers recientes y de personajes principales de 2017, como Puigdemont y Junqueras, pero a causa del choque entre los asociados de la coalición se decidió volver a pensar el acto y limitarlo a esta declaración.

Más información

Aragonès protege el pacto de claridad en el aniversario del 1-O a fin de que "Catalunya vuelva a votar"

Noticias de hoy más vistas