• sábado 02 de julio del 2022

Barcelona atiende a 12.000 asilados ucranianos y posibilita el empadronamiento a 1.740

img

El Ayuntamiento solicita a las gestiones eficientes que acepten la inversión municipal

BARCELONA, 22 Jun.

El Ayuntamiento de Barcelona ha atendido a 12.000 personas de origen ucraniano desde el principio de la invasión de Rusia a Ucrania en el mes de febrero y ha facilitado el empadronamiento a 1.740.

La teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laura Pérez, especificó en rueda de prensa este miércoles que el "espesor" de las atenciones se ha concentrado en el equipamiento concreto municipal para atender a la red social ucraniana Ucrane, 7.700 con un pico de máxima afluencia en el mes de abril, en un recurso que piensa una inversión municipal de 150.000 euros por mes.

En el marco del Ucrane, los servicios sociales de Barcelona han atendido 3.280 núcleos familiares y 700 de ellos recibieron ayudas económicas por medio de la tarjeta Barcelona Solidària por un importe total de 147.000 euros.

A estas 7.700, se aúnan las 2.300 atenciones desde el Servicio de Atención a Inmigrantes, Emigrantes y Refugiados (Saier) y las 2.000 del Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (Cuesb), y del total de personas atendidas, los servicios municipales han alojado a 5.000 "por lo menos una noche".

El concejal de Derechos de Ciudadanía y Participación Ciudadana, Marc Serra, ha concretado que se han aumentado en 1.740 la gente ucranianas en Barcelona (916 mujeres, 300 hombres y 524 menores), distribuidas de manera "muy equitativa" por la localidad, siendo el distrito de Sant Martí el que mucho más nuevos censados nucléa (352).

Ha explicado asimismo que se han escolarizado a mucho más de 584 estudiantes --mucho más que los menores censados-- y ha valorado las asambleas con entidades de la red social ucraniana desde iglesias ortodoxas hasta conjuntos de jóvenes o academias de ucraniano, que según el edil se realizaron cada 15 días y se convirtieron en un "centro de acompañamiento mutuo".

Desde el Ayuntamiento, han insistido en reclamar a las gestiones con competencias en temas de acogida y cobijo --en referencia al Estado y a la Generalitat-- que acepten la inversión que hacen desde el consistorio, "sacrificios esenciales y sin precedentes".

A pesar de la estabilización y bajada "importante" en el fluído de llegada, los servicios municipales detectaron una inclinación de personas que llegan a Barcelona que habían vuelto a Ucrania pero vuelven nuevamente a la localidad, ha apuntado Marc Serra.

Sobre la acogida de familias en hoteles, Serra ha festejado que se comiencen a desplegar intermediarios para argumentar la apertura de pisos para la acogida en etapa 1.

"Pensamos que responde, no tanto a una necesidad de sostener los hoteles para actividad turística, sino más bien más que nada a una necesidad de estas familias de poder seguir en su desarrollo de acogida, pues sino más bien están en una situación de eterna provisionalidad".

También puso en valor que las 124.000 personas llegadas a España desde Ucrania pudieron entrar a su protección temporal y ha señalado el dispositivo estatal de cobijo ubicado en el recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona, con una actividad "equiparable" a la del de La capital de españa.

En este sentido, ha subrayado su aptitud para producir NIEs, números de tesorería de la seguridad popular, y tarjetas sanitarias para los mucho más atacables, tal como de gestionar el empadronamiento, y dijo que hablamos de un antecedente esencial: "En el momento en que hay intención política, la multitud no se debe tirar al mar para buscar cobijo", ha zanjado.