• domingo 27 de noviembre del 2022

Barcelona comienza el curso político marcado por las selecciones y la incógnita en Junts

img

La unión del tranvía, la 'supermanzana' del Eixample y la Rambla, proyectos atentos

BARCELONA, 12 Sep.

El Ayuntamiento de Barcelona comienza este septiembre un nuevo curso político marcado por las selecciones que se festejarán el 28 de mayo de 2023 y con la incógnita de quién va a ser el candidato de Junts a la Alcaldía, frente a la oportunidad de que por último lo sea el exalcalde Xavier Trias (CiU).

El Gobierno municipal, dirigido por Ada Colau, encara los últimos meses de la legislatura con la mirada puesta en las candidaturas de los partidos para los comicios y en seguir en las transformaciones urbanísticas atentos, como la unión del tranvía por la Diagonal, la 'supermanzana' del Eixample y la reforma de la Rambla.

Hasta mayo, los asociados de Gobierno (comuns y PSC) procurarán marcar perfil para la contienda electoral y sobrellevar sus diferencias, pese a las que Colau tiene sostener el acuerdo de coalición con los socialistas hasta las municipales y asimismo con la oposición, en especial con ERC.

Los tres primordiales partidos del consistorio --BComú, ERC y PSC-- ahora tienen a sus aspirantes precisados: Colau se volverá a enseñar para elegir al que sería su "tercer y último orden", y, según señalan fuentes socialistas, el primer teniente de alcalde y líder del conjunto socialista, Jaume Collboni, va a ser el candidato en el momento en que termine el desarrollo de primarias, que el partido prevé festejar en otoño.

Por una parte de los republicanos, fueron los primeros en corroborar la candidatura de su líder, Ernest Maragall, por medio de un desarrollo de primarias en el que la militancia lo acreditó con un 90% de los apoyos, y están prestos a devolver "el orgullo" a Barcelona y a revalidar la victoria en las municipales de 2019, en las que consiguió diez concejales.

Con la marcha de Elsa Artadi como líder de Junts en Barcelona y su renuncia a ser aspirante, el partido dirigido por Laura Borràs y Jordi Turull todavía está pendiente de seleccionar candidato, una resolución que va a tomar a lo largo de este octubre.

Hasta en este momento el nombre que suena con mucho más fuerza es el de Trias, que este julio no descartó presentarse a la Alcaldía y de momento dijo que lo va a decidir "en el momento en que todo se tranquilice un tanto" y en el momento en que el partido se ordene por el hecho de que afirma que no se presentase si no posee opciones de ganar.

De presentarse como candidato, supondría la vuelta a la política municipal del exalcalde, que rigió la localidad de 2011 a 2015, en el momento en que Colau le ganó la Alcaldía, de forma que los dos competirían por su modelo de localidad.

En cuanto al resto de conjuntos municipales, está por ver quién va a ser el candidato del PP una vez que el líder de la capacitación, Josep Bou, renunciara a serlo, al paso que Cs ahora designó a su presidenta en Barcelona, Luz Guilarte, y Valents a su respectiva líder, Eva Parera.

Por su parte, la CUP, que tuvo representación en el Ayuntamiento entre el 2015 y 2019, procurará regresar al consistorio con una candidatura "rupturista" de la que ha anunciado una lista de 15 probables aspirantes entre aquéllos que figura la miembro del congreso de los diputados en el Parlament Basha Changuerra.

Vox ha manifestado su intención de enseñar candidatura, si bien todavía no han concretado quién va a ser el candidato, y está por ver de qué manera se formaliza la candidatura ciudadana que anunció MésXBCN y si el expresidente del FC Barcelona Sandro Rossell presentará su candidatura como alcaldable, que propuso que fuera una lista de administradores con la que desea dejar "aparcada" la ideología política.

Mientras se formalizan las candidaturas, el Gobierno municipal seguirá con los proyectos atentos, entre aquéllos que resaltan las proyectos de la unión del tranvía de la Diagonal, la 'supermanzana' del Eixample y la reforma de la Rambla, actuaciones que comenzó este año y que en la situacion de la Rambla está sosprechado que comience este septiembre.

También deberá realizar en oposición al estado de la región --más que nada en cuestiones como la limpieza y la seguridad-- y a la administración del espacio público --como la consolidación de las terrazas--, que ha generado muchas críticas.

Más información

Barcelona comienza el curso político marcado por las selecciones y la incógnita en Junts

Noticias de hoy más vistas