Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Barcelona estrena 28 radares pedagógicos para recordar a los conductores su responsabilidad

Barcelona estrena 28 radares pedagógicos para recordar a los conductores su responsabilidad

El Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en funcionamiento 28 nuevos radares pedagógicos que indican la velocidad, pero no multan, con el objetivo de concienciar a los conductores y recoger datos sobre el cumplimiento de las normas, según informó el consistorio en un comunicado.

Estos radares se han colocado en diferentes puntos de la ciudad donde la velocidad límite es de 50 kilómetros por hora, como Pau Claris con plaza Urquinaona, avenida del Paral·lel con calle Palaudàries, Gran Via (altura número 159) y calle Balmes (altura número 371).

También se han instalado tres radares en calles con un límite de velocidad de 30 km/h: calle de Rocafort (altura número 61), calle de la Creu Coberta 54 y calle d'Iradier.

Estos nuevos radares pedagógicos se suman a los 17 radares de punto instalados el año pasado, a los cinco radares de tramo que se encuentran dentro de la ciudad y a los 13 radares fijos que ya existían en las rondas y accesos de Barcelona.

La teniente de alcalde de Urbanismo y Movilidad del Ayuntamiento, Laia Bonet, ya había anunciado la puesta en marcha de estos radares informativos en el 29 Fòrum de Seguretat Viària.

Bonet explicó que el objetivo es "sensibilizar a los conductores sobre la importancia de respetar los límites de velocidad y mostrarles la velocidad a la que están circulando".