Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Barcelona recupera población post-pandemia, superando los 1,6 millones de habitantes.

Barcelona recupera población post-pandemia, superando los 1,6 millones de habitantes.

Los residentes extranjeros pasan por primera vez del 30% y se mantienen 177 nacionalidades

BARCELONA, 5 Ago.

Barcelona ha recuperado población tras los dos años de pandemia, en los que hubo un descenso de residentes, y a 1 de enero de 2023 la población empadronada en la ciudad se sitúa en 1.660.435 habitantes, un 1,2% más que el año anterior alcanzando el segundo valor más elevado desde 1991.

Las cifras, publicadas por el Ayuntamiento a raíz de la lectura del Padrón Municipal de Habitantes, constatan que el aumento de la población está vinculado al movimiento migratorio, que en conjunto suma 26.634 personas, y a la caída del saldo vegetativo (4.276), con un nivel bajo de nacimientos.

En 2022, en Barcelona nacieron 11.300 personas, lo que supone el valor más bajo desde 1900, sin tener en cuenta el año 1939, cuando terminó la Guerra Civil: este descenso mantiene la tónica general de los últimos años, que la jefa del Departamento de Estadística y Difusión de Datos, María Jesús Calvo, advierte que no es único de Barcelona y que también sucede en España y el mundo.

Mientras la natalidad se mantiene a la baja y la mortalidad se consolida en entorno a las 15.500, la recuperación económica de la capital catalana tras la pandemia ha motivado que las migraciones sean cada vez más intensas: el 48% de los residentes son de Barcelona, el 7% del resto de Catalunya, el 14% del resto de España y el 31% del resto del mundo.

En este contexto, las personas de nacionalidad española han caído un 0,6% y las extranjeras han aumentado un 7,8%; de hecho, la población extranjera pasa por primera vez de la frontera simbólica del 30% y alcanza un 31,3%, cerca de diez puntos más que hace una década.

La población que más ha crecido es la extracomunitaria (un 10,8%), mientras que la de la Unión Europea se mantiene estable porque sólo crece un 0,5%; además, la novedad de este año es que los americanos superan a los europeos: 142.000 residentes de 136.000.

En Barcelona residen personas de 177 nacionalidades distintas (a parte de la española), una cifra que se ha mantenido, ya que únicamente se ha añadido un nuevo país respecto al año pasado: han salido las Islas Salomon y han entrado Lesoto y Sudan del Sur.

Los barrios que registran más diversidad son el Raval (137) y Gràcia (134); las nacionalidades más abundantes son Italia, Colombia, Pakistán, China, Francia y Perú; y las que han crecido más en el último año han sido Colombia, Perú, Ucrania, Venezuela, Argentina, Honduras y Rusia.

El dinamismo migratorio, tanto de entrada como de salida, es el gran protagonista demográfico del año: altas y bajas se sitúan en zona "de máximos" al menos de los últimos 50 años.

La inmigración sigue un patrón similar el de años anteriores: abundan los adultos jóvenes, procedentes del extranjero (un 62%) y del resto de Catalunya (25,8%), mientras que el patrón predominante de los emigrantes corresponde a jóvenes de nacionalidad española que se van mayoritariamente al resto de Catalunya (67,7%) y al resto de España (24,6%).

Por otro lado, las 1.660.435 personas empadronas en la ciudad viven en 668.790 domicilios, de los cuales 214.000 son unipersonales (el 32% y de éste el 15% tiene más de 65 años, mayoritariamente mujeres).

En un 29% de estos domicilios viven dos personas, en un 31% tres o cuatro, y en el 78% no viven menores de 18 años.

El número de personas empadronadas no nacidas en la ciudad continua aumentando y es superior al de las nacidas en la ciudad por cuarto año consecutivo, cae un 2% las personas centenarias y se sitúa en 912, y la edad media de la población se mantiene estable en torno a los 44,1 años.

Por último, los nombres más escogidos para los bebés en 2022 son, por orden de popularidad: para niñas, Emma, Olivia, Julia, Sofia, Martina, Lucia, Ona, Mia, Gala y Aina; y para niños, Leo, Bruno, Pau, Pol, Mateo, Alex, Marc, Martí, Nil, Eric y Lucas.