Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Barcelona transformará urbanismo táctico de Sant Antoni en estructural

Barcelona transformará urbanismo táctico de Sant Antoni en estructural

El gobierno liderado por Jaume Collboni en Barcelona ha puesto en marcha un plan para abordar las deficiencias identificadas en los ejes verdes del Eixample.

BARCELONA, 23 May.

El Consistorio de la ciudad tiene previsto transformar el urbanismo táctico del barrio de Sant Antoni en un enfoque más estructural, centrándose principalmente en las calles de Comte Borrell y Parlament, así como en la plaza que se encuentra en su intersección. Este movimiento de reforma se da tras aumentar las actividades de limpieza en respuesta a quejas de residentes sobre la "degradación" del espacio.

La teniente de alcalde de Urbanismo, Laia Bonet, informó a los medios que el gobierno local ya ha comenzado los trámites para llevar a cabo esta remodelación. Se espera que las obras empiecen a principios de 2026 y tengan una duración de año y medio, con un presupuesto de 8 millones de euros.

La intención detrás de esta iniciativa es abordar las carencias observadas en los ejes verdes del Eixample, particularmente en términos de mantenimiento y movilidad. Se busca garantizar la flexibilidad y convivencia de los usos, así como adaptarse al nuevo código de accesibilidad de Cataluña.

El área de intervención abarca aproximadamente 13.400 metros cuadrados e incluye cinco tramos de calle, tres de Comte Borrell (entre la avenida Paral·lel y la calle Manso) y dos de la calle Parlament (entre la calle Viladomat y la ronda de Sant Pau).

Bonet no proporcionó detalles específicos sobre el diseño futuro, aunque expresó su interés en crear un espacio que diferencie claramente cada tipo de uso. Según indicó, la homogeneidad excesiva puede llevar a la confusión sobre la función de cada área.

Mientras se espera el inicio de las obras, la responsable de Urbanismo se comprometió a mantener el área para prevenir futuros deterioros. Se debe cumplir con los trámites legales antes de iniciar la construcción, una situación que, según Bonet, no deja otra opción.

El Ayuntamiento tiene previsto adjudicar próximamente la redacción de los anteproyectos para la urbanización definitiva de estas calles y la plaza en cuestión, un compromiso que ha sido prioridad desde el comienzo del mandato.

Los anteproyectos son el primer paso antes de redactar los proyectos ejecutivos correspondientes, los cuales ya estaban incluidos en concursos previos en Sant Antoni. Estos concursos se lanzaron antes del final del mandato anterior para recopilar ideas que ahora se utilizarán para completar la urbanización definitiva del área.

En relación a las plazas, el concurso abarcaba el diseño de varios espacios, incluidos los cruces de Comte Borrell-Parlament y Rocafort-Tamarit, con resoluciones ya anunciadas. La propuesta ganadora para la plaza Comte Borrell-Parlament será la encargada de diseñar la reurbanización final.