• lunes 03 de octubre del 2022

Barrientos (TSJC) critica la "injustificable demora" para actualizar el CGPJ

img

Advierte de que puede conducir "al cercenamiento parcial" de sus competencias

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), Jesús María Barrientos, ha criticado este miércoles la "injustificable demora" en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que está en funcionalidades desde diciembre de 2018.

Lo dijo en su alegato a lo largo del acto de apertura del año judicial en Catalunya, y ha advertido de que sostener el CGPJ en funcionalidades puede conducir "al cercenamiento parcial de sus competencias constitucionales".

Barrientos ha lamentado las tensiones a las que, según él, está doblegada la justicia y hizo referencia al alegato del presidente del Tribunal Supremo (TS) y del CGPJ, Carlos Lesmes, hace un par de semanas instantaneamente de apertura del año judicial estatal: "Como ahora se advirtió allí, tienen la posibilidad de abocarla a la inoperancia y a minar la seguridad que los ciudadanos tienen en ella".

El presidente del TSJC ha reprochado que el modelo de decisión parlamentaria de los vocales del CGPJ y "los indisimulados acuerdos políticos que han antecedido cada desarrollo de renovación han ignorado de manera sistemática los condicionantes sobre los que el TC asentó la constitucionalidad del modelo".

Cree que el Congreso y el Senado "están desatendiendo su obligación lógica de sostener al poder judicial ajeno de la pelea de partidos", y ha lamentado que esto puede estropear la imagen de la judicatura.

De ahí que, ha solicitado "entablar una separación limpia entre las tensiones políticas que condicionan la renovación del CGPJ y la actividad ordinaria de los juzgados", a los que ha asegurado que no interfiere la indisimulada politización, en sus expresiones, que envuelve los nombramientos de los vocales del CGPJ.

Con relación a la actividad judicial en Catalunya a lo largo del año pasado, ha lamentado que ha incrementado la congestión de los juzgados, que han recibido mucho más casos que en 2020 y 2021, y ha destacado que fue la primera oportunidad en cinco años que se resolvieron mucho más causas de las que se empezaron.

Ha señalado la saturación de los juzgados mercantiles y ha señalado que en 2021 Catalunya concentró el 42% de las ocupaciones ilegales de vivienda en todo el Estado: ha compartido que la situación le preocupa y ha esperado que "quien tiene la idea legislativa acierte" en las reformas legales pertinentes.

Ha insistido en la necesidad de agrandar la plantilla de jueces en Catalunya --"precisaríamos aumentar en 76 las plazas judiciales solo para lograr la media nacional"-- y ha recordado que al cerrar 2021 había un diez% de plazas de jueces y jueces vacantes pese a la entrada de la última promoción de la Escuela Judicial, con 74 jueces nuevos.

En este sentido, ha aplaudido el software de becas para contrarios a juez y fiscal que ha convocado la Conselleria de Justicia: "Tanto su dotación económica como la duración de los programas, de 4 años, nos semejan una fórmula correcta de promoción de ámbas carreras, y de capacitación de expertos que aseguren la permanencia y ejercicio en Catalunya".

Más información

Barrientos (TSJC) critica la "injustificable demora" para actualizar el CGPJ