• sábado 02 de julio del 2022

Borràs y la síndica d'Aran (Lleida) abogan por desplegar la ley de Régimen Especial y del aranés

img

Se emplazan a resguardar la lengua aranesa frente su situación "crítica"

BARCELONA, 22 Jun.

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, y la síndica d'Aran (Lleida), Maria Vergés, se han emplazado este miércoles a trabajar para desplegar de manera eficaz la Ley del Régimen Especial del Aran y la Ley del Aranés, aprobadas por la Cámara catalana.

Lo dijeron instantaneamente de inauguración de la exposición en conmemoración del 30 aniversario del autogobierno de Aran en el Parlament, en el que Borràs ha recordado el deber que la Cámara tiene con los araneses y sus instituciones, a fin de que sean "populares y reconocidos con lo que son y de qué manera son, con todo el acompañamiento legislativo".

Ha recordado que "las leyes ahora están fabricadas, pero no se han desplegado totalmente como se debería, y quizás precisan una puesta próximo", particularmente la Ley del Aranés, con la meta de resguardar la lengua aranesa.

"El reto que disponemos es que esto tenga la continuidad que se nos demanda. Que no solo se hable de las reivindicaciones, sino asimismo vaya acompañado de los pasos que desde el Parlament ofrecemos, para normalizar esta situación y el despliegue y atención a las pretensiones" del Aran, ha añadido.

La síndica de Aran ha lamentado que las "leyes aprobadas particularmente por el Parlament (sobre el Aran) no tuvieron un despliegue efectivo", y piensa que el reto es revertir esta situación.

En este sentido, ha sobre aviso de que el despliegue de la Ley de Régimen Especial de Aran no llega al 30%; y sobre la Ley del Aranés ha alertado de la necesidad de revisarla frente a la situación de la lengua aranesa que "es crítica, en tanto que el aranés se muere en estos instantes", y solicita resguardarlo.

Ha puesto en valor que se haya realizado esta exposición en el Parlament sobre la Vall d'Aran: "Que como miembros del congreso de los diputados logren entender que, alén de la avenida Diagonal, hay un pequeño país que desea sostener su forma de vivir y aboga por el hecho de que su ciudadanía, haya nativo de la Vall d'Aran o no, tenga una calidad de vida digna".