• domingo 27 de noviembre del 2022

Boye acepta estar "molesto" con el informe del Abogado General del TJUE y solicita aguardar el fallo final

img

"Perdimos una guerra, pero no perdimos la guerra", asegura Comín

BARCELONA, 15 Jul.

El letrado del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, Gonzalo Boye, ha aceptado este jueves que están "molestos" con el informe del Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), y ha pedido aguardar la sentencia final del tribunal.

"Estoy seguro de que el Abogado General del TJUE se ha equivocado, confundido, ha omitido datos o vete a entender qué, pero vamos a aguardar a conocer qué afirma el TJUE", ha señalado en una entrevista en Catalunya Ràdio obtenida por Europa Press.

En su opinión, más esencial que lo que afirma el Abogado General del TJUE es lo que "omite u esconde", aparte de apuntar que sus conclusiones entran en confrontación con criterios establecidos por exactamente el mismo tribunal.

"Si tuviésemos que proceder a una cuarta euroorden, iríamos y, en esa ocasión, no les quepa la más mínima que iremos a acreditar todo cuanto nos solicitan acreditar", ha advertido, una vez que el informe recogiese que la Justicia belga no puede negar la distribución de los imputados por el 1-O reclamados por el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, basándose en el peligro de que se violen sus derechos escenciales si no revela deficiencias sistémicas y extendidas en España.

Según Boye, los audios del excomisario José Manuel Villarejo sobre la llamada 'Operación Catalunya' "prueban el fallo general" del sistema judicial español

"El cúmulo de datos que disponemos es tan despiadado, que no estoy seguro si la solución mucho más sana era saber que Llarena no era competente, en vez de decir que España es incompetente", ha subrayado el letrado, que aún no sabe para cuándo se estima el pronunciamiento final del TJUE.

El exconseller Toni Comín asimismo ha reconocido que no les agradó "nada" el posicionamiento del Abogado General del TJUE y, más allá de apuntar que hay elementos para meditar que el tribunal puede no proseguir su método, ha recordado que en el 90% de las situaciones dicta sentencias que recogen sus planteamientos.

En en el caso de que la sentencia final recoja su situación, ha asegurado que sería el peor ámbito, lo que significaría "que el partido que se jugó frente a la justicia belga queda anulado, y hay que regresar a divertirse en unas condiciones un tanto mucho más rigurosos".

"Perdimos una guerra, no la guerra", ha sostenido Comín, que asimismo ha añadido que no les preocupa tener que probar que en España hay, a su juicio, un peligro de vulneración de derechos escenciales que se proviene de un fallo sistémico en España, en sus expresiones.

Más información

Boye acepta estar "molesto" con el informe del Abogado General del TJUE y solicita aguardar el fallo final

Noticias de hoy más vistas