• domingo 5 de febrero del 2023

Collboni (PSC) apuesta por colaborar y desafiar a Madrid desde el "interés común" de que progrese España

img

Ofrece hacer una charla de ciudades como la de presidentes autonómicos para determinar los elementos locales

MADRID, 12 Dic.

El candidato socialista al Ayuntamiento de Barcelona y de hoy primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, ha defendido este lunes que si logra la Alcaldía en las próximas selecciones municipales, su relación con Madrid va a ser de "cooperación y rivalidad" desde el "interés común" de que progrese España.

Así se expresó en un acontecimiento en Madrid, donde ha rechazado que Barcelona deba ejercer como antagonista, mientras que ha defendido que en el momento en que charla de "cocapitalidad" es a fin de que se "reconozca y ejercite la capitalidad" de la región que aspira regentar.

"Las instituciones culturales de Barcelona son asimismo instituciones culturales de España", hizo hincapié Collboni, abogando por normalizar la iniciativa de cocapitalidad para "establecer nuevamente el papel que debe tener Barcelona en el grupo de España".

En un desayuno informativo ordenado por Nueva Economía Fórum, Collboni dijo que no quiere devolver a Barcelona al panorama nacional y también en todo el mundo para transformarla en la antítesis de Madrid.

"Es absurdo, no posee ningún sentido. Podemos competir legítimamente, siempre y en todo momento es bueno y incitante. Acepto ese reto de competir en ciertos ámbitos, pero debemos admitir que el interés común es llevar a cabo progresar a este país", ha esgrimido.

Y ha destacado que la relación con Madrid debe ser de cooperación y de rivalidad en determinados ámbitos, puesto que las dos ciudades son "2 grande motores" a fin de que prospere el país.

"Barcelona regresa para ser ella misma, para ofrecer lo destacado de sí al grupo de Cataluña y asimismo al grupo de España", ha apuntado el candidato, agregando que lo desea realizar "juntamente con Madrid".

Además, Collboni propuso que se organice, en colaboración con el Gobierno central y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), una charla de ciudades a fin de que el ámbito local logre elegir y discutir sobre sus elementos y políticas propias.

Para devolver a Barcelona un papel predominante tras "diez años de sepa" por el 'procés', Collboni aseguró que le agradaría que hubiese "nuevamente" un foro de discusión donde "las enormes urbes y el planeta local logren tener un espacio para elegir, hacer un diagnostico, determinar líneas estratégicas, los elementos y las políticas propias".

"La intención de Barcelona de regresar, dar, comprometerse y formar parte se debe realizar en el grupo del país y debería hacerse en una charla de ciudades, adjuntado con la FEMP y el Gobierno", ha solicitado en su intervención el primer teniente de alcalde de Ada Colau.

Un foro de discusión de estas especificaciones, según Collboni, podría ayudar a progresar las alcaldías y la implicación de todo el mundo local. "Pienso que esta aportación, que se basa por la parte de la ciudadanía en el deber de la gobernabilidad del país, es un salto cualitativo que debe de proponerse muy con seriedad", ha subrayado.

De este modo, la charla de ciudades sería un foro de discusión en el que la "fuerza" de las ciudades "logren sumar, comunicar diagnósticos y proposiciones con el Gobierno de España y detallar asimismo una exclusiva gobernación", ha asegurado Collboni al determinar su iniciativa.

"Hay que abrir una exclusiva etapa que deseo representar de una manera desacomplejada, pues tras estos años de travesía en el desierto, de adversidades de todo género, hemos juntado el saber, la ilusión y la ambición de que los más destacados años de Barcelona están todavía por venir, y Cataluña y España pertenecen a los más destacados años por venir para Barcelona", ha abundado.

Según Collboni, la crónica de Barcelona en desde 2012 es la de "sepa" a "todos y cada uno de los escenarios" a causa de la "crisis política" producido con el desarrollo independentista sufrido "por España y Cataluña, y que sufrió en especial la localidad de Barcelona".

"Esta fué una década de sepa de la región, una década perdida en varios sentidos. La buena nueva es que nos encontramos comenzando a pasar página en Cataluña y en Barcelona", que va a ayudar a "novedosa etapa" que pase un "enfrentamiento", ha tildado, "estéril".

Una etapa de sepa, ha continuado Collboni, donde "ciertos" han logrado lo que "soñaban" llevar a cabo respecto a Barcelona. "Sobre todo los nacionalistas, que era reducir, anular la personalidad propia de la región, su cara amable, cosmopolita, valeroso. Siempre han intentado someterla, anularla", les ha recriminado.

Collboni ha incidido en que en las selecciones locales de 2019 el gobierno de coalición de Comuns y PSC en la localidad "impidió" a los independentistas terminar el desarrollo que "pretendían": tener la Generalitat y al unísono un alcalde de su cuerda en Barcelona.

Sobre acuerdos a los que podría llegar después de las selecciones del próximo año, ha defendido que el PSC es un partido "central" que no contempla "bajo concepto alguno pactos con partidos exagerados".

Y siendo preguntado por la reforma del delito de malversación, Collboni ha eludido pronunciarse de manera expresa sobre si está a favor o en contra, más allá de que ha reivindicado que el día de hoy Cataluña está mejor que en el año 2017, en el momento en que se festejó el referéndum ilegal.

Para Collboni, el Gobierno de Pedro Sánchez ha cerrado una época de bloqueo y de división en la sociedad catalana y con el resto de los españoles. "El resultado es evidente y tangible. Para llevar a cabo esto se debe tener valor, generosidad y también sabiduría política, Sánchez la tiene y está logrando lo que se había propuesto", ha zanjado.

Más información

Collboni (PSC) apuesta por colaborar y desafiar a Madrid desde el "interés común" de que progrese España