• domingo 5 de febrero del 2023

Cs critica que el Govern dependa de componentes de Junts en una solicitud que ve una "pantomima"

img

BARCELONA, 3 Oct.

La representante de Cs en Catalunya, Anna Grau, ha calificado este lunes de "pantomima" la solicitud de Junts a su militancia sobre el Govern, y ha criticado que esta legislatura empezara en dependencia del 52%, según los independentistas, y que en este momento dependa del 0,52%, en referencia a los componentes de Junts.

"Que gocen de su democracia interna, pero a efectos de Catalunya cada vez se limita mucho más", ha aseverado Grau al lado de la líder de Cs en Barcelona, Luz Guilarte, en rueda de prensa en la novedosa sede de Cs en Catalunya, tras un comité autonómico que la ha designado a ella como representante del órgano y a Guilarte como representante anexa.

Grau ha asegurado que el Govern de Pere Aragonès es un juguete roto: "Nos da lo mismo si Puigneró regresa o no a ocupar la poltrona que tenía o si Aragonès acaba o no la separación con Junts; de todos modos Aragonès transporta bastante tiempo rigiendo con una lamentable geometría variable", dijo en referencia al exvicepresidente, que fue destituido por Aragonès la semana anterior.

En esta geometría variable existe "por una parte esa clase de coalición con Junts, y por el otro la sociovergencia con un PSC que no hace de oposición, sino más bien de colega de gobierno de recambio", según la novedosa representante del comité autonómico de Cs en Catalunya.

Grau ha rememorado el 3 de octubre de hace cinco años y el alegato del rey Felipe VI, que piensa que realimentó la fe en la democracia de "catalanes a los que llaman constitucionalistas, pero que se podrían llamar demócratas o buenos catalanes, los catalanas que desean vivir en fraternidad" con el resto de catalanes y españoles, según ella.

La líder de Cs en Barcelona ha sostenido que la ciudad más importante catalana está inmersa en una "crisis de seguridad por la dejadez y la carencia de intención política del Gobierno municipal", por la que faltan efectivos y elementos y se ha desprovisto de la autoridad precisa a los cuerpos y fuerzas de seguridad, según ella.

Guilarte ha acusado a la regidora, Ada Colau, y al teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, de haber perdido los papeles y de decir que se busca difamar a su Ejecutivo con las críticas a la seguridad: "Nada difama mucho más a Barcelona que un desgobierno que no rige y tiene tolerancia con los que delinquen".

"Aguardamos terminar con este desgobierno municipal en unos meses", ha advertido, y ha criticado asimismo la administración de la reforma de La Rambla pues piensa que contribuirá a inmovilizar la localidad al encajar con otras proyectos como las de Via Laietana, algo que piensa que responde a una falta de planificación y al electoralismo.

Más información

Cs critica que el Govern dependa de componentes de Junts en una solicitud que ve una "pantomima"