• domingo 5 de febrero del 2023

Edgar Wright: "No tengo nada contra las sagas, pero pienso que debe haber proyectos auténticos"

img

Recibe este sábado entre los premios Máquina del Tiempo del Festival de Sitges

SITGES (BARCELONA), 8 Oct.

El cineasta británico Edgar Wright, que recibe la noche de este sábado el Premio Máquina del Tiempo en el Sitges Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya, ha asegurado: "No tengo nada contra las sagas, pero pienso que debe haber proyectos auténticos".

En rueda de prensa este sábado, Wright aseguró que la industria de Hollywood semeja que hay una "obsesión con girar en círculos a exactamente la misma iniciativa" con estas franquicias, y ha recordado que en su instante en los años 70 y 80 películas como 'Star Wars', 'Alien' y 'Terminator' eran ideas auténticos.

Wright, quien al final no dirigió la sección primera de 'Ant Man' de Marvel pero que se sostuvo como escritor de guiones, se ha preguntado por qué razón no respaldar que hayan ideas novedosas y auténticos: "Es esencial para la industria sangre novedosa, se dé acompañamiento a novedosas historias en el género. Creo que es requisito", ha destacado.

El directivo de la 'trilogía del Cornetto' --'Zombies party', 'Arma mortal' y 'Bienvenidos por fin de todo el mundo'-- ha incidido en no tener nada contra las sagas, pero "siempre y en todo momento es preferible tener estas ideas auténticos".

Ha remarcado que la mayor parte de sus películas fueron ideas auténticos, lo que no significa que más adelante no largometraje proyectos extraños, y ha remarcado que para él "redactar es considerablemente más bien difícil que regentar".

Respecto a 'Zombies party', dijo que es su película preferida de la trilogía y ha bromeado que tiene el poster original con la traducción de la versión en España --el título original del largometraje es 'Shaun of the Dead'--.

Ha asegurado que, si bien en sus últimos trabajos 'Baby controlador' y 'Última noche en el Soho' abandone el tono de comedia de precedentes trabajos, le agrada ponerse desafíos y es "viable" que vuelva a la comedia.

Wright dijo sentirse favorecido por poder "saltar y llevar a cabo distintas géneros", y ha remarcado que en sus películas el ingrediente narrativo y el visual van de la mano pues piensa las situaciones antes de escribirlas.

Preguntado por 'Última noche en el Soho', dijo que se obsesionó con la "área" de los años 60 en Gran Bretaña y ha remarcado que en el momento en que vives en Londres se puede observar el lado mucho más obscuro, como procuró reflejar en el largometraje.

Ha afirmado que en el Soho existía esa dualidad de transformar a personas en estrellas o romperlas: "Caminar por las calles del Soho es ver y vivir esos espectros que aun están en la región. Es uno de las causas de realizar la película".

El directivo ha defendido que las películas se vean en pantalla grande, dijo que si bien no tenga tanto tiempo para poder ver películas no desea parar de ser seguidor del cine, y ha considerado que para un directivo es "bueno consumir cine".

Preguntado por proyectos futuros como el de 'Running man' apoyado en el libro de Stephen King, dijo que no le agrada charlar de proyectos antes de comenzar el rodaje, pero dijo que es un "enorme seguidor" de la novela, que se llevó a la enorme pantalla interpretada por Arnold Schwarzenegger.

El directivo británico Neil Marshall asimismo va a recibir la noche de este sábado el premio Máquina del Tiempo en reconocimiento a su trayectoria y que en esta edición muestra la película 'The Lair', 20 años tras enseñar 'Dog soldiers'.

La película relata la última misión de una conduzco de la RAF en Afganistán que es herida y que para huír de sus perseguidores se refugia en un búnker que anteriormente había sido utilizado por los rusos para presenciar con ADN alienígena.

En rueda de prensa este sábado, Marshall aseguró que la iniciativa brotó a lo largo del confinamiento para llevar a cabo una película de poco presupuesto en el desierto, pero que en el final ha derivado en una película ambientada en Afganistán, con búnkers y una enorme producción que mezcla "terror, guerra y ciencia ficción".

Ha defendido que a veces películas con enormes capitales "pierden el los pies en el suelo", y que en otras con capitales menores se tienen la posibilidad de realizar enormes proyectos de una manera mucho más real y le hacen considerablemente más feliz.

Tras formar parte en la dirección de episodios de series como 'Juego de Tronos' y 'Perdidos en el espacio', aseguró que fueron "una enorme experiencia" en tanto que estaban libres a su forma de regentar.

Más información

Edgar Wright: "No tengo nada contra las sagas, pero pienso que debe haber proyectos auténticos"