• miércoles 8 de febrero del 2023

El Ayuntamiento de Barcelona atendió a 230 víctimas de trata de humanos en 2021

img

Destina mucho más elementos a los gadgets donde la gente explotadas son hombres de tercera edad y víctimas de mendicidad

BARCELONA, 17 Dic.

El Ayuntamiento de Barcelona atendió a 230 víctimas de trata de humanos en 2021 mediante la Unitat municipal contra la Trata d'Èssers Humans (UTEH), según ha adelantado a Europa Press el consistorio barcelonés de los datos del informe 2010-2021, lo que piensa un aumento en relación a 2019, --en el momento en que se brindaron 210 casos--, a 2018 (153) y a 2017 (109).

En una entrevista con Europa Press, la directiva de la UTEH, Verònica Giménez, explicó que la mayoría de las víctimas (el 70%) son mujeres de entre 20 a 40 años que están obligadas a prostituirse y que, tras la pandemia, cambió la primordial nacionalidad perjudicada: más allá de que previamente era África subsahariana, en este momento cada vez llegan mucho más mujeres de América latina.

Giménez ha asegurado que, si bien el Ayuntamiento de Barcelona, desde el principio de la UTEH en 2016, tuvo claro que debía atender a toda clase de víctimas con independencia de cuál fuera su edad, origen o especificaciones, "en este momento en 2022 ampliamos la oportunidad de poder tener gadgets para hombres", contando con mucho más departamentos del propio consistorio como refuerzo para lograr ofrecer salida al incremento de casos en los que hombres de tercera edad y víctimas de mendicidad cada vez son más recurrentes.

La directiva de la entidad municipal desveló que muchas de la gente que están en situación de trata vienen de contextos en los que han sufrido ocasiones de crueldad, que no tuvieron reconocidos derechos básicos y escenciales, que viven una situación de puerta de inseguridad que ha causado que logren ser captadas por estas redes de tráfico y que terminan en Barcelona por medio de una promesa ilusoria.

"La primera contrariedad que poseemos es que las víctimas no tienen idea que lo son", dijo Giménez, y ha añadido que la UTEH es un servicio de atención popular, sicológica y jurídica íntegramente municipal que forma parte a la dirección de Feminismos y LGTBI, que tiene como propósito primordial la garantía de derechos de estas víctimas en Barcelona.

Se regula con distintas entidades, entre aquéllas que está el Grupo de Tráfico y Explotación de Personas (GTEP) de la Guardia Urbana de Barcelona, y la Policía Nacional, con la que hubo un distanciamiento tras "un contexto político difícil y eso impactó de forma directa en las relaciones institucionales generalmente", algo que, según Giménez, ahora se ha reconducido.

La directiva de la UTEH ha reconocido que la red social china "prosigue siendo el enorme talón de aquiles" de la entidad gracias a la barrera cultura y también idiomática de este género de víctimas, a pesar de que los trabajadores municipales realizaron capacitación, incorporado intermediarias culturales chinas y otros intentos de arrimarse, pero no lo consiguieron.

"Contamos rastros de que ciertas tienen la posibilidad de estar en situación de explotación y indudablemente por un tema cultural, de desarrollo migratorio y por de qué manera se estructuran las redes de explotación, hace realmente difícil que nos tengamos la posibilidad arrimar", ha asegurado Giménez, y ha añadido que la carencia de elementos de personal del Ayuntamiento ha causado que no logren proseguir acompañando a la Guardia Urbana y otros cuerpos policiales a operativos de inspecciones que efectúan con esta clase de víctimas.

Preguntada sobre qué puede realizar el ciudadano frente la gente explotadas, la directiva de la UTEH ha sostenido que "hay una cuestión de conciencia con relación a los derechos humanos que estaría bien que todos pudiésemos tener, y entonces sería mucho más bien difícil que fuera un delito tan lucrativo", y ha invitado a la reflexión de la sociedad frente a las condiciones de los trabajadores que continúan muchas horas en mercados que abren 24 h o las de los que fabrican la ropa que se vende a cinco euros.

Giménez ha asegurado que Barcelona es una localidad donde se da la trata de humanos como puede darse en otra capital y ha rechazado que tenga mucho más incidencia que otras: "lo que sí creo es que contamos mucho más elementos que otras. Ha habido intención política de estimar enfrentar el tema y de detallar un dispositivo consolidado, nos hace tener mucho más datos" y una radiografía mucho más completa de lo que sucede.

Ha recordado que la UTEH coopera en la redacción del Informe sobre la trata de humanos que emite el Departamento de Estado de los Estados Unidos en el que contribuye los datos que mira la entidad, las buenas prácticas y las adversidades que está y ha señalado que este trabajo "contribuye a realizar una foto mundial de de qué forma está la situación del tráfico".

Más información

El Ayuntamiento de Barcelona atendió a 230 víctimas de trata de humanos en 2021