• martes 16 de agosto del 2022

El Ayuntamiento de Barcelona compra 2 novedosas fincas con un total de 25 casas

img

Consigue prácticamente 1.400 pisos para vivienda popular desde 2015

BARCELONA, 6 Ago.

El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado la adquisición de 2 novedosas fincas a través del derecho de tanteo y retracto, que en grupo suman un total de 25 casas, comunica este sábado en un aviso.

Una de las fincas se posiciona en la calle Jaume Giralt del distrito de Ciutat Vella y tiene 15 casas y 2 locales, al paso que la otra está en la calle Navas de Tolosa del distrito de Sant Martí y tiene diez casas.

El edificio de Ciutat Vella tiene una área construida de 895 m2 y se ha comprado por 3,5 millones de euros, con un coste medio de adquisición de las casas de 212.848,22 euros y los pisos se van a poder dar vacíos y rehabilitados en régimen de arrendamiento en los próximos meses.

En cuanto a la finca de Sant Martí, tiene una área construida de 696 m2 y se ha comprado por 1.385.000 euros, con un coste medio de adquisición de las casas de 171.831,06 euros.

En los dos casos, los costes a los que se han comprado las edificaciones están bajo mercado: la rebaja en la situacion del bloque de la calle Jaume Giralt es del 14,06% y del 44,54% en el de Navas de Tolosa.

Con estas operaciones, desde 2015 el consistorio llegó a los 1.349 pisos adquiridos para destinarlos a vivienda popular, habiendo invertido en ello en torno a 150 millones de euros desde ese año.

La concejal de vivienda del consistorio, Lucia Martín, ha asegurado textualmente que a través de la adquisición de casas, a través del tanteo y retracto, no solo amplían el parque público de vivienda, sino de forma frecuente paran operaciones de expulsión de vecinos, especulativas y de gentrificación.

Paralelamente se dió luz verde a la cesión al Ayuntamiento del del sol de la calle de Montanyans número 12, de propiedad privada, y al comienzo del trámite de expropiación del mismo.

El consistorio va a hacer el cuidado y adecuación de este espacio a fin de que logre transformarse en un nuevo punto de acercamiento para el vecindario, explicó el concejal de Ciutat Vella, Jordi Rabassa.

Con la adquisición del edificio de la calle Jaume Giralt y la cesión de este del sol, el Ayuntamiento asimismo busca seguir en los objetivos del Plan de Acción del Pou de la Figuera (2021-2023), para progresar las condiciones físicas del sitio y la convivencia vecinal.