• sábado 02 de julio del 2022

El Govern abonará entre 2022 y 2023 los 40 millones de ayudas por las heladas

img

La Federación de Cooperativas Agrarias de Catalunya demanda que se tramite con urgencia la asistencia estatal

LLEIDA, 22 Jun.

La Generalitat de Catalunya abonará entre 2022 y 2023 los 40 millones de euros de ayudas a los labradores y compañías de fruta de hueso y almendra damnificados por las heladas de principios de abril que la consellera de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, Teresa Jordà, anunció en el mes de mayo.

Así lo explicó este miércoles el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en rueda de prensa en Lleida al lado de la consellera de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, Teresa Jordà, y el de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, que han asistido a la mesa agraria, donde están representadas las organizaciones del campo.

La Conselleria de Empresa y Trabajo abonará los ocho millones que corresponden a las compañías este año y la de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural entre los 2 ejercicios.

"Movilizaremos 40 millones de euros de ayudas al ámbito agrario para mitigar parte de las pérdidas causadas por las heladas en la fruta de hueso y el almendro para ofrecer liquidez a las compañías con el propósito de que se prosiga la actividad", aseguró Aragonès, que ha calificado las heladas de abril como las mucho más esenciales de los últimos treinta años.

Por su parte, Jordà ha reafirmado el deber del Govern con el ámbito, pues es imposible aceptar "perder ni solo una hectárea mucho más ni ninguna explotación agraria o ganadera".

Torrent explicó que, si el Gobierno coopera en las ayudas, su Conselleria va a abrir una exclusiva línea de ayudas para la fruta de pepita.

Las ayudas van a consistir, por una parte, en la compensación de las pérdidas no cubiertas por los seguros agrarios de las explotaciones de fruta dulce y almendro perjudicadas, y por otro, en ayudas a cooperativas agrarias y centrales frutícolas para compensar la producción de fruta de hueso y almendra que no se pudo comercializar.

En la situacion de las explotaciones no aseguradas, estos importes se reducirán a la mitad, y hay un importe máximo de asistencia de cien.000 euros por explotación, con la restricción del 90% de las pérdidas o del 80% de las pérdidas --en función de si está en zonas de restricciones naturales o no, respectivamente-- una vez restado el importe de la indemnización del seguro en las explotaciones aseguradas.

Las personas adjudicatarias son labradores y agricultoras, cooperativas y centrales de las regiones de Les Garrigues, La Noguera, Pla d'Urgell, Urgell, Segrià (Lleida), Ribera d'Ebre y Terra Alta (Tarragona).

Por su parte, en un aviso, Unió de Pagesos (UP) ha señalado que esta asistencia aprobada por el Govern para mitigar los graves efectos de las heladas "es indispensable para achicar el encontronazo de los daños".

En otro comunicado, Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya (JARC) aseguró que las pérdidas de la mayor parte de explotaciones son muy superiores a las estimadas por la Conselleria, puesto que las estadísticas de las que disponen ubican el desempeño medio de fruta dulce en 21.258 kilogramos por hectárea, en el momento en que la media, afirman, es de 27.940 kilogramos por hectárea.

La Federación de Cooperativas Agrarias de Catalunya (FCAC) ha valorado de forma positiva en otro comunicado el aviso del Govern de la Generalitat, y ha solicitado que se tramite con urgencia la asistencia estatal para tener la autorización de la Comisión Europea y poder transladar los elementos al campo.