• domingo 27 de noviembre del 2022

El Govern acepta las "disconformidades" ERC-Junts a las puertas de que se reúna la mesa de diálogo

img

Plaja protege que la asamblea entre Aragonès y Sánchez piensa "un antes y un después"

BARCELONA, 19 Jul.

La representante del Govern, Patrícia Plaja, ha aceptado este martes las "disconformidades" que ya están entre ERC y Junts encima de la mesa de diálogo, a falta de una semana de que se reúna nuevamente --sin fecha aún-- en La capital española.

Así lo ha manifestado en rueda de prensa posterior al Consell Executiu, una vez que el congreso de Junts de este fin de semana diese por acabada la mesa de diálogo y aprobase otras cuestiones, como la solicitud de eliminar el impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Según Plaja, desde el Govern prosiguen haciendo un trabajo en su plan de gobierno y "no hay ningún cambio en relación a esto", y ha añadido que, en el momento en que se formó el Ejecutivo catalán, los puntos de partida encima de la mesa de diálogo ahora eran distintas.

"Es un Govern independentista, que trabaja por la amnistía y la autodeterminación, y a fin de que Catalunya cualquier día sea sin dependencia. Hay disconformidades en ciertos puntos, y uno es la mesa de diálogo"; ha reconocido.

Así, ha reivindicado que el plan de acción del Govern contempla la mesa de diálogo "y desde aquí se trabaja", a pesar de que ERC y Junts no distribuyen su vida.

También explicó que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha movido a los consellers el contenido de su asamblea con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y dejó claro que la estrategia de negociación es la "prioritaria" para solucionar el enfrentamiento político.

Para Plaja, la asamblea entre Sánchez y Aragonès piensa "un antes y un después" en las relaciones entre los dos gobiernos, lo que permitió fijar la mesa de diálogo, pero ha pedido aguardar a conocer de qué manera avanzan los próximos hechos.

Pese a todo, no ha aclarado si ahora se han normalizado o no las relaciones entre el Ejecutivo catalán y el Gobierno y si volverán a asistir a los encuentros.

Está pensado que a fines de esta semana se resuelvan los pertenecientes de la delegación catalana en esta mesa de diálogo, que podría ser igual o diferente a la que se festejó en el mes de septiembre, a la que no fueron los representantes de Junts.

"Esto no quiere decir que sea una mesa de un solo partido. Es una mesa para la negociación del Govern y hay la intención de Aragonès de que se tienen la posibilidad de añadir representantes de consellers de Junts. Si no es de esta manera, el Govern ha adelantado sin inconvenientes en este primero año y lo proseguirá realizando", ha proclamado.

Pese a que los consellers de Junts no han comentado de manera explícita que no deseen sentarse sobre la mesa, ha insistido en que la delegación catalana y los flecos del acercamiento se terminarán de determinar a fines de esta semana, y que va a haber tiempo para charlar de esto en el Govern y en los ámbitos de coordinación de ERC y Junts.

Sobre la iniciativa de Junts de eliminar el impuesto de Sucesiones, Plaja ha asegurado que no está contemplado en el plan de gobierno y que tampoco se mencionó de esto en el Consell Executiu al preguntársele de qué forma encaja esta idea de cara a la elaboración de los capitales del año próximo.

También dejó a cargo del conseller de Economía, Jaume Giró, ofrecer toda la información sobre la elaboración de las cuentas, y ha recordado que a fines del año pasado se postergó a lo largo de un par de años el período para liquidar el impuesto de Sucesiones".

Más información

El Govern acepta las "disconformidades" ERC-Junts a las puertas de que se reúna la mesa de diálogo

Noticias de hoy más vistas