El Puerto de Barcelona alerta sobre costosas indemnizaciones al limitar cruceros.

El Puerto de Barcelona alerta sobre costosas indemnizaciones al limitar cruceros.

El Puerto de Barcelona ha convocado este miércoles el primer encuentro del Consejo por la Sostenibilidad de los Cruceros para mejorar el impacto del turismo de cruceros en la capital catalana. Se ha destacado que reducir la llegada de cruceros a la ciudad tiene un impacto económico importante en las navieras que ganan las adjudicaciones, ya que tienen derechos adquiridos por invertir en el enclave portuario. La Aspiración del Ayuntamiento de Barcelona de reducir cruceros es contraproducente, ya que estas compañías "contratan la escala un año y medio o dos años antes" y no existen medidas fáciles y rápidas para ello.

El Consejo da continuidad al pacto firmado en 2018 entre el Puerto y el Ayuntamiento que reduce a siete las terminales de cruceros y que estará vigente hasta 2027, cuando cierre la terminal situada en el muelle Barcelona Sur. Este acuerdo implica una inversión de 265 millones de euros de inversión pública y privada, y que incorpora "elementos de mejora" para la actividad crucerística y facilitar que haya más operaciones de puerto base.

La postura del Puerto de Barcelona, que se acoge al acuerdo de 2018, se refleja en la construcción de nuevas terminales para cruceros por parte de las navieras como MSC, que invertirá entre 70 y 80 millones en construir su propia terminal. Las mismas fuentes portuarias han afirmado estar condicionados por un "campo de juego" basado en las concesiones, y han recordado que parte de las nuevas instalaciones las costean las navieras cuando ganan los concursos públicos.

En la sesión constitutiva del Consejo han participado la Autoridad Portuaria, el Ayuntamiento, la Diputación de Barcelona, la Generalitat, la Delegación del Gobierno, Capitanía, el comité de rutas aéreas, Barcelona Regional y los agentes económicos y sociales, y prevén reunirse "dos o tres veces" al año para coordinar las políticas sostenibles para el turismo de cruceros.

El Puerto de Barcelona ha expuesto durante el encuentro su apuesta por mejorar la transparencia del sector cruceros en la ciudad y por ser puesto base y no por escalas, lo que implica barcos que están pocas horas en la ciudad. Además, la postura del Ayuntamiento, que en esta primera sesión del Consejo ha pedido no construir la séptima terminal y no renovar la autorización para cruceros de la terminal C a partir de 2024, choca con la del Puerto.

Categoría

Catalunya