• miércoles 8 de febrero del 2023

El TSJC asegura abrir juicio a Natàlia Garriga, Jové y Salvadó por presunta desobediencia el 1-O

img

Desecha 2 elementos de las defensas de Jové y Garriga

BARCELONA, 12 Dic.

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) confirmó los coches con los que cerró el sumario y abrió juicio contra la consellera de Cultura, Natàlia Garriga; el presidente de ERC en el Parlament y exsecretario general de Vicepresidencia y Economía de la Generalitat, Josep Maria Jové, y el asimismo diputado y exsecretario de Hacienda, Lluís Salvadó, por presunta desobediencia en los preparativos del 1-O.

En un coche de este lunes consultado por Europa Press, el tribunal desecha los elementos que Jové y Garriga presentaron contra la resolución de dejar la situacion a un paso de juicio, y la ratifica.

En preciso, Jové había pedido entrenar mucho más pruebas antes de ofrecer la investigación por terminada: es una solicitud que su defensa ahora había hecho y los jueces vuelven a descartarlo pues ni cambia las pruebas que demanda "ni fortalece las causas ahora fabricadas servir".

Por su parte, la defensa de Garriga solicitó comprobar si hay bastantes rastros para procesarla y demanda archivar la situacion, pero el tribunal lo desecha y sí cree que hay bastantes rastros.

Garriga está procesada por un presunto delito de desobediencia grave, al tiempo que a Jové y Salvadó asimismo se les atribuyen los supuestos delitos de prevaricación y malversación por en teoría formar parte en los preparativos del 1-O, en el momento en que Garriga era directiva de Servicios de Vicepresidencia y Economía y Hacienda.

La investigación a Jové y Salvadó se realizó separada de la de Garriga --ella fue investigada en un juzgado ordinario en una causa contra 29 excargos del Govern-- pero en el momento en que ella aceptó el cargo de consellera y pasó a ser aforada al TSJC las causas se amontonaron, y este desarrollo ha retrasado el trámite contra los primeros, para todos los que en el mes de mayo de 2021 ahora se dictó el acto de conclusión del sumario.

Garriga está investigada por en teoría intervenir en el acondicionamiento de una nave aneja a las instalaciones del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) para usarlo como un espacio para el 1-O.

Cuando declaró como investigada, la consellera adujo que la nave se usó en otras oportunidades, como en las selecciones de diciembre de 2017 del Parlament y para los rastreadores de Covid-19 a lo largo de la pandemia, y recordó que en ningún instante fue requerida por el Tribunal Constitucional (TC).

Jové fue entre los integrantes de la delegación catalana en la mesa de diálogo entre el Gobierno de Pedro Sánchez y el Govern, y la instrucción recopila que presuntamente consiguió datos personales de los catalanes de manera irregular por medio de un convenio con el Idescat firmado el 28 de febrero de 2017, en teoría con la meta de llevar a cabo un censo para el 1-O.

El convenio tenía la duración de un año y no se publicó en el Diari Oficial de la Generalitat (Dogc) ni en la página oficial del Idescat en el que se muestran los convenios actuales y no actuales firmados por el organismo, "con lo que los particulares apasionados no podían comprender que sus datos personales habían sido cedidos ni ponerse en contra a tal cesión, ni tampoco ser impugnado".

Con estos datos presuntamente asimismo se elaboraron las cartas dirigidas a la gente nombradas como integrantes de las mesas electorales del 1-O, que fueron intervenidas medianamente por la policía en el registro de Unipost.

La investigación asimismo cree que Jové en teoría desatendió los ordenes del Tribunal Constitucional (TC) contra la organización de la solicitud, y también intervino "activamente en la búsqueda de los locales donde debía realizarse el referéndum", era conocedor de la fecha de publicación del decreto de convocatoria, y tenía en su pc ficheros como 'modelo de papeleta', 'actas de constitución de mesa' y 'lista numerada de votantes' que coincidían con los nombres del material electoral hallado en la nave de Bigues i Riells (Barcelona).

Entre los rastros contra Jové y Salvadó, la instructora señala que hicieron muestras frente otros Estados y organismos para conseguir financiación, y asimismo que se dotó a la Agencia Tributaria del sistema y también-Spriu, con la capacidad de recaudar y administrar y realizar impuestos para los que "no se tenían competencias" como IRPF, IVA, el impuesto de Sociedades y otros destacables.

La instructora asimismo piensa que Salvadó inventó un programa de homogeneización de los procesos y mecanismos internos de tramitación de los tributos y cotizaciones sociales que ingresaba el ámbito público de la Generalitat al Estado, para "supervisar y tener la máxima información viable sobre sujetos tributarios y sobre las cuotas cumplidas de los impuestos estatales no cedidos".

Más información

El TSJC asegura abrir juicio a Natàlia Garriga, Jové y Salvadó por presunta desobediencia el 1-O