Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Exitoso regreso de Iron Maiden a Barcelona en un Palau Sant Jordi abarrotado.

Exitoso regreso de Iron Maiden a Barcelona en un Palau Sant Jordi abarrotado.

La banda británica de heavy metal Iron Maiden ha triunfado con su concierto en Barcelona, llevando al Palau Sant Jordi un catálogo que combina tanto su presente como su pasado. En la primera parada de su gira 'The Future Past' por España, un año después de su actuación en el Estadi Olímpic de la capital catalana, la banda logró llenar el recinto con fanáticos ansiosos.

El concierto comenzó puntualmente a las 21 horas, con el vocalista Bruce Dickinson y el bajista Steve Harris liderando la banda en el escenario. Las pantallas del escenario mostraban elementos visuales de los dos álbumes principales de la noche: el más reciente 'Senjutsu' y el clásico de 1986 'Somewhere in time'. El ambiente futurista se hizo evidente desde el inicio, con la banda sonora de 'Blade Runner' de Vangelis como introducción, seguida de la icónica canción 'Doctor Doctor' de UFO.

La euforia se desató entre el público cuando Iron Maiden interpretó 'Caught somewhere in time', el primer corte del álbum de 1986. Siguió con 'Stranger in a strange land', donde hizo su primera aparición la icónica mascota de la banda, Eddie.

Bruce Dickinson saludó al público y comentó que estaban emocionados de estar de regreso en Barcelona con un concierto completamente vendido. A lo largo de la noche, combinaron temas de 'Senjutsu' como 'The writing on the wall', 'Days of future past', 'The time machine' y 'Death of the celts', con canciones de 'Somewhere in time' como 'Heaven can wait' y 'Alexander the Great', que han sido recuperadas para esta gira.

Antes de interpretar 'Death of the celts', Bruce Dickinson hizo una declaración emotiva: "Si tenéis lengua, si tenéis cultura, si tenéis tradición, si tenéis familia, nunca podrán deshacerse de vosotros".

La banda, liderada por las guitarras de Dave Murray, Janick Gers y Adrian Smith, junto con la batería de Nicko McBrain, también interpretaron otros clásicos de su amplio catálogo de 17 discos, como 'The prisoner', 'Can I play with madness', la célebre 'Fear of the dark' y 'Iron Maiden', con la cual cerraron el set principal.

Bruce Dickinson, demostrando su habilidad como 'frontman' y su gran conexión con el público, dirigió un viaje a través de las diferentes etapas de la banda durante el concierto. El público fue una mezcla de generaciones, con seguidores de Iron Maiden de todas las edades, y cada vez que Bruce gritaba "Scream for me Barcelona", la audiencia respondía con entusiasmo.

Para los bises, la banda interpretó la nueva canción 'Hell on Earth', el himno 'The trooper' y la última canción de la noche, 'Wasted years'. Después de casi dos horas de concierto, Iron Maiden se despidió del público barcelonés, que salió del Sant Jordi cantando la conocida canción 'Always look on the bright side of life' de Monty Phython.

De esta manera, Iron Maiden regresó a Barcelona después de su concierto en el Estadi Olímpic el año pasado. La gira continuará el jueves en el Estadio Enrique Roca de Murcia y el sábado en el BEC de Bilbao, y se espera reunir a aproximadamente 60.000 personas en total, según la promotora Live Madness.