• jueves 2 de febrero del 2023

La ACA afirma la alarma por sequía en 4 entidades mucho más que suman 129 ayuntamientos

img

Un total de 279 ayuntamientos con 683.000 pobladores tienen restricciones en ciertos usos del agua

BARCELONA, 26 Ago.

La Agència Catalana de l'Aigua (ACA) ha proclamado la alarma hidrológica en las entidades del Empordà, Banyoles, la Serralada Transversal y Prades-Llaberia por la sequía pluviométrica de los últimos meses y que abarcan un total de 129 ayuntamientos.

Según informó la ACA en un aviso, estas 4 entidades, cuya alarma ha entrado en vigor al publicarse en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (Dogc), no dependen del agua de los embalses ni de enormes acuíferos, y su alcance se calcula desde la pluviometría, en tanto que tienen captaciones propias --pozos, agua superficial, balsas-- para asegurar las solicitudes.

La ACA sostiene la alarma del acuífero de Carme Capellades, que perjudica a 15 ayuntamientos de la comarca del Anoia y el Alt Penedès (Barcelona); la cabecera del Ter, que perjudica a 63; el Llobregat medio, a 34, y el Anoia-Gaià, afectando a 38 ayuntamientos.

En total, en las cuencas internas de Catalunya hay un total de 279 ayuntamientos que están en situación de alarma por sequía, lo que representa una población de 683.000 pobladores --el 9% de la población--.

Las medidas que se tienen que utilizar en situación de alarma por sequía comprometen una sucesión de restricciones en ciertos usos, como la reducción de agua para riego agrícola (25%), para usos ganaderos (diez%), para usos industriales (5%), para usos recreativos que impliquen riego (30%) y otros usos recreativos (5%).

Para empleo familiar, se establecen restricciones particulares para ciertos usos urbanos que tienen que cumplir los ayuntamientos como las restricciones en el riego de jardines y zonas verdes, la prohibición de completar las fuentes decorativas, la prohibició a particulares de la limpieza de calles con agua de red, las restricciones para ocupar piscinas o en la limpieza de turismos, entre otros muchos.

En lo que hace referencia al sistema Ter Llobregat, con las reservas al 39%, prosigue el ámbito de prealerta y la ACA no prevé cambios en la actualidad, como asimismo en el embalses de Darnius Boadella, al paso que en el ámbito del Consorci d'Aigües de Tarragona pasa de la normalidad a la prealerta por sequía por que el embalse de Mequinensa y la estación de medida de caudales de Ascó están en escenarios muy bajos, si bien el abastecimiento está garantizado.

La ACA ha señalado que, a pesar de que las lluvias de los últimos días no han aportado volúmenes de agua a los embalses, sí que han achicado la inclinación descendente y han tolerado desembolsar menos agua.

Dentro de las medidas que se están aplicando para asegurar el agua asimismo se ha aumentado la producción de agua desalinizada hasta el 90% de la aptitud desde el mes pasado de agosto, lo que piensa una producción media desde enero de 5,4 hectómetros cúbicos por mes.

Desde el mes de febrero, las desalinizadoras catalanas han aumentado claramente el nivel de producción de agua, totalizando desde febrero a fines de agosto un volumen mayor a los 28 hectómetros cúbicos de agua novedosa, y la ACA ha señalado que sin su aportación los embalses estarían 6 puntos abajo.

Más información

La ACA afirma la alarma por sequía en 4 entidades mucho más que suman 129 ayuntamientos