• miércoles 8 de febrero del 2023

La causa por las cargas del 1-O en Barcelona sostiene a 65 policías investigados 5 años después

img

El caso va a llegar a juicio en los próximos meses

BARCELONA, 1 Oct.

La causa judicial que inspecciona las cargas del 1-O en Barcelona llega al quinto aniversario de la votación con 65 agentes de policía investigados y en la etapa final de la instrucción del caso, que de forma previsible se juzgará en los próximos meses.

El Juzgado de Instrucción 7 de Barcelona, que se ocupa del caso, va a decidir en los próximos meses cuáles de estos agentes van a ir a juicio y con qué acusaciones, y según un aviso de Irídia con ocasión del quinto aniversario del 1-O ese día hubo "mucho más de 450 formas de proceder desmedidas que se tradujeron en crueldad policial", lo que respaldan con una pericial encargada al lado de las otras actuaciones populares de la causa, Òmnium y ANC.

Esta causa reúne la investigación de todas y cada una de las cargas del 1 de octubre de 2017 en distintas institutos de Barcelona, y la situacion de Roger Español, que perdió un ojo a raíz del encontronazo de una bala de goma, se instruye en una causa a parte en exactamente el mismo juzgado.

En la causa que perjudica a Español están procesados un agente que disparó tres ocasiones --el tercero es el que en teoría ocasionó la lesión-- y el responsable del dispositivo en la Escola Ramon Llull, los dos por un presunto delito de lesiones grave.

A su vez, Español está procesado en exactamente la misma causa por un presunto delito de atentado contra los agentes al publicar una valla metálica hacia un policía, sin dañarlo.

Las pruebas periciales que se hicieron a lo largo de la instrucción hicieron acabar al juez que la pelota primero "choca primero en el suelo y rebota en dirección" a Español, y en un vídeo de los hechos se escucha de qué forma el responsable del operativo dio la orden de disparar.

Con el vídeo, el juez ha reconocido la trayectoria de la pelota de goma y ha reconocido al agente que logró el tiro, y en el coche de procesamiento el juez apuntó que el policía "puesto que no se respeta la distancia mínima de 25 metros ni existe la situación inusual, con agresiones directas y de peligrosidad extrema demandada para el tiro de pelotas a distancia inferior a la citada".

Más información

La causa por las cargas del 1-O en Barcelona sostiene a 65 policías investigados 5 años después