• domingo 5 de febrero del 2023

La Mercè de Barcelona regresa a la "normalidad absoluta" con enormes aforos y niveles

img

La programación prevé una celebración homenaje a Pau Riba y va a tener a Roma como localidad convidada

BARCELONA, 12 Sep.

Las fiestas de La Mercè de Barcelona volverán a la "normalidad absoluta", tras 2 ediciones marcadas por las limitaciones por el Covid-19, con cientos de actos sin mascarilla, con enormes aforos y enormes niveles, ha festejado el teniente de alcalde de Cultura, Jordi Martí, en rueda de prensa este jueves.

Martí, al lado del técnico de Fiestas y Tradiciones del Institut de Cultura de Barcelona (ICUB) Joan Camps, y a la encargada de Mercè Arts al Carrer (MAC), Marta Almirall, ha anunciado el software de las fiestas, con un presupuesto de 3,5 millones y que se festejarán del 23 al 26 de septiembre en 12 niveles de música, siete espacios para las artes de calle, y decenas y decenas de plazas y calles para la civilización habitual.

Para el encargado de Cultura de la ciudad más importante catalana, el acto diferencial de esta Mercè va a ser una celebración el 23 de septiembre en la avenida de la Catedral para homenajear al cantautor Pau Riba --fallecido en el mes de marzo de 2022-- con la meta de ser un "acercamiento de los amigos, de toda la troupe Pau Riba" con la participación de Enric Casasses, Joan Garriga, Sílvia Pérez Cruz y también hijos del mismo artista, entre otros muchos.

Roma va a ser la localidad convidada: se festejarán tres sesiones de cine en la plaza de la Mercè, la actuaciones de vocalistas italianos como Alessandro Mannarino o el coro de mujeres Rachele Andrioli, y asimismo espectáculos de arte callejero con el doble propósito de invitar a la red social mucho más abundante de la región como es la italiana y, al unísono, integrar a estas personas a la celebración a fin de que la Mercè sea "de todos y cada uno de los barceloneses y barcelonesas".

La programación de actividad clásico va a dar el pistoletazo de salida al finalizar el pregón de la cineasta Carla Simón con el 'toc d'inici' al cargo de los Ministrils del Camí Ral y una exhibe de la civilización habitual de la región, y resalta el 'correfoc' en el recorrido de Gràcia --en vez de la Via Laietana-- para conmemorar los 200 años del eje comercial.

También se reanudan sin limitaciones las actuaciones 'castelleras' en la plaza de Sant Jaume: el sábado lo van a hacer las ocho 'collas' de la región y el domingo va a ser el momento de la 'Diada histórica' con los Castellers de Barcelona como anfitriones, y los Minyons de Terrassa y la Colla Joves Xiquets de Valls, las dos con opciones de traer creaciones de máxima contrariedad, conocidas como 'gamma plus'.

La cultura habitual de la Mercè cobijará además de esto la 'cercavila de gegants' modernistas, el acercamiento de 'bastoners ' que va a llenar el recorrido de Gràcia entre otros muchos, y asimismo el Piromusical de la Mercè en el formato frecuente en la avenida Maria Cristina, que esta año va a tener cinco bloques: armonías italianas, feminismo, el aniversario del Liceu, un "grito contra la guerra", y un último tramo festivo.

La programación del MAC 2022 prevé 86 espectáculos y 335 funcionalidades distribuidas en los 7 espacios y con la implicación de unas 130 compañías y artistas de orígenes distintos que van a abordar géneros desde la danza dentro, moderna, urbana, el teatro de calle, instalaciones, talleres, circo, juegos, títeres, música y 'clown'.

La directiva del MAC, Marta Almirall, ha festejado la restauración del festival tras una crisis que fué "fundamental" para el campo, y ha señalado la apuesta por el teatro inclusivo, la programación de Pallassos Sense Fronteres en el parque del Aqüeducte, y el Parc de Joan Miró, concreto para los pequeños de 1 a 7 años.

Preguntado por las afluencias masivas y los macrobotellones que tuvieron rincón en La Mercè de 2021, el responsable municipal de Cultura confía en los gadgets de seguridad para lo primero y ha tachado la reserva anterior --en el contexto del Covid-19-- de incompatible con salir a festejar: "Esto indudablemente es lo que asistió a que se ocasionen concentraciones de presentes donde no había celebración".

Y en lo que refiere a la huelga que los servicios de limpieza de la región han convocado coincidiendo con las fiestas de La Mercè, Jordi Martí dijo: "Nos hemos sentado y proseguimos sentados con todo el planeta. Espero que tengamos la posibilidad tener una Mercè con todo normalizado".

Más información

La Mercè de Barcelona regresa a la "normalidad absoluta" con enormes aforos y niveles