Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

La oposición barcelonesa se mantiene firme en su rechazo a las ordenanzas de Collboni, mientras Junts genera incertidumbre.

La oposición barcelonesa se mantiene firme en su rechazo a las ordenanzas de Collboni, mientras Junts genera incertidumbre.

La tasa de terrazas se someterá a votación por separado en el pleno de este viernes.

BARCELONA, 27 Oct. - La mayoría de los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona, BComú, ERC, PP y Vox, siguen rechazando las ordenanzas fiscales propuestas por el Gobierno de Jaume Collboni. Queda por saber qué hará Junts, que aún no ha decidido su voto y se ha mostrado dispuesto a negociar "hasta el último segundo".

Las ordenanzas fiscales se votarán en el pleno de este viernes después de no superar el primer trámite en la Comisión de Economía la semana pasada. Todos los grupos de la oposición votaron en contra de las primeras tasas propuestas por Collboni.

Desde entonces, la oposición ha lamentado que el gobierno municipal (PSC) no haya mantenido reuniones con ellos para negociar las ordenanzas, ni siquiera los Presupuestos, que también fueron retirados de la Comisión al no contar con el apoyo de los grupos.

Antes de ser tramitadas en comisión, el Gobierno de Collboni llegó a un acuerdo con el Gremi de Restauració en relación a la tasa de terrazas, planteando eliminar la bonificación del 75% e introducir un sistema progresivo según el número de mesas y sillas, de manera que los que tienen más mesas paguen más.

La tasa de terrazas ha sido un obstáculo en las negociaciones de las ordenanzas en los últimos años, especialmente debido a la situación de los restauradores durante la pandemia. Finalmente, se votará por separado en el pleno.

De este modo, se votará en conjunto el grueso de las ordenanzas y la tasa de terrazas por otro lado, lo que permitirá que un mismo grupo vote de manera diferente y que se apruebe la tasa de terrazas y no el resto de las ordenanzas, o viceversa.

El portavoz de Junts, Jordi Martí, no descartó esta posibilidad el martes pasado y afirmó estar dispuesto a "aplaudir cualquier acuerdo que haya entre el gobierno y los sectores económicos y sociales de la ciudad". Sin embargo, insistió en la rebaja del 2% del IBI que propusieron en la negociación.

BComú ha mantenido su postura contraria a las ordenanzas de Collboni desde el principio, ya que considera que no pueden apoyar las tasas ni los presupuestos sin llegar a un acuerdo de gobierno previo.

Los republicanos, por su parte, también se han manifestado en contra de ambos proyectos desde el inicio y aseguran que mantendrán su voto negativo, a menos que Collboni muestre un cambio progresista, ya que consideran que ha adoptado una postura conservadora.

A un día de la votación de las ordenanzas en el pleno, el PP también mantiene su voto negativo por considerar que "nada ha cambiado" por parte del gobierno municipal. Mientras tanto, Vox sigue viendo las tasas poco completas.

Sin embargo, Junts indicó el martes pasado que aún no habían decidido su voto y que "hasta el viernes hay margen para negociar". Argumentaron que estaban dispuestos a negociar las ordenanzas y los presupuestos hasta el último momento, según afirmó el portavoz Jordi Martí.

Fuentes de Junts han explicado este jueves que no hay novedades sobre su sentido de voto y que, si no lo revelan antes del pleno, no se conocerá hasta el mismo viernes en el momento de la votación.

Si Junts vota a favor sin cambios en el resto de los grupos, las ordenanzas se aprobarán con los votos del PSC y se continuará con el proceso de tramitación. Si no se aprueban, el proyecto quedará sin efecto y no se podrán tramitar para su entrada en vigor el 1 de enero.

Además de la tasa de terrazas, también es destacable la subida de la tasa turística para cruceros de corta estancia y de pisos turísticos, que pasaría de 3,25 euros a 4 euros a partir del 1 de abril de 2024

Otros aspectos importantes de las tasas incluyen la introducción de más facilidades para el fraccionamiento y aplazamiento de impuestos municipales, la simplificación y mejora de las bonificaciones ambientales y nuevas bonificaciones del IAE para atraer empresas.

Aunque la votación de las ordenanzas marcará el pleno, también se votarán propuestas como la congelación de las tarifas del transporte público (presentada por BComú), declarar Barcelona como zona libre de 'Golden Visa' (ERC) y activar los protocolos de prevención y seguridad establecidos ante amenazas terroristas (Junts).

El PP presentará una propuesta para crear una comisión que simplifique la administración del Ayuntamiento, y Vox presentará otra para que el consistorio no financie a entidades relacionadas con organizaciones terroristas islámicas.