• domingo 27 de noviembre del 2022

La Pedrera reúne piezas "clave" del arte abstracto de la segunda mitad del siglo XX en una exhibe

img

Muestra proyectos de Rothko, Pollock, Frankenthaler, Tàpies, Millares y Chillida, entre otros muchos

BARCELONA, 28 Sep.

La Pedrera reúne piezas "clave" de arte abstracto nacional y también en todo el mundo de la segunda mitad del siglo XX en la exposición 'Los caminos de la abstracción 1957-1978. Diálogos con el Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca', estructurada con la colaboración de la Fundación Juan March.

Así lo explicó la directiva de Cultura de la Fundació Catalunya La Pedrera, Marga Viza --que comisaría la exhibe con el directivo de exposiciones y museos de la Fundación Juan March, Manuel Fontán del Junco--, en la presentación este miércoles al lado de los directivos de la Fundació Catalunya La Pedrera y Juan March, Marta Lacambra y Javier Gomá, respectivamente.

La exposición reúne unas 70 proyectos de varios de los enormes representantes de la abstracción en todo el mundo como Mark Rothko, Alberto Burri, Willem de Kooning, Hans Hartung, Jean Dubuffet, Helen Frankenthaler y Jackson Pollock, que dialogan con las de estatales como Antoni Tàpies, Antonio Saura, Rafael Canogar, Pablo Palazuelo, Eduardo Chillida y José Guerrero, entre otros muchos.

Esta exposición colectiva, que se va a poder conocer desde este jueves y hasta el 15 de enero, hace una revisión del movimiento de la abstracción en España entre los años 1957 y 1978, en diálogo con las corrientes artísticas de europa y americanas de este periodo.

Concretamente, según Viza, la exposición incluye 40 proyectos procedentes del Museo de Arte Abstracto Español, en Cuenca, que "dialogan con 27 piezas de todo el mundo" que surgen de museos de todo el mundo, como el Centro Pompidou de París, tal como de cesiones de compilaciones particulares.

Todas ellas detallan la pluralidad y dificultad de las distintas formas que adoptó la abstracción y sus primordiales tendencias en los ámbitos nacional y también en todo el mundo: desde el informalismo y el expresionismo abstracto hasta la abstracción lírica y gestual, la abstracción geométrica, el arte cinético y la pintura de campos de color.

El préstamo temporal más importante es la obra que concluye la exposición, 'Nº 5 (Untitled)' de Rothko fechada en 1964, que el hijo del artista Christopher Rothko tiene en su comedor y ha cedido para la ocasión, y que se muestra en Barcelona por vez primera.

Por su parte, Fontán del Junco ha recalcado que el Museo de Arte Abstracto Español fue impulsado en 1966 "en los márgenes de la civilización oficial del franquismo y frente a la carencia absoluta de museos de arte contemporáneo", transformándose de esta forma en un antecedente de los museos democráticos del país, dijo.

Para él, esta exposición es inusual y sin precedentes y deja "subsanar la anomalía de que la abstracción de españa no está tan que se encuentra en el arte mundial en comparación a corrientes abstractas de otros países".

Lacambra ha señalado la sinergia y vocación de excelencia de las dos fundaciones al paso que Gomá ha recordado que el arte abstracto fue una reacción al autoritarismo y festeja, como el comisario, que la exhibe deje "saldar la deuda" con el arte abstracto español, que cree que no se valora internacionalmente.

Más información

La Pedrera reúne piezas "clave" del arte abstracto de la segunda mitad del siglo XX en una exhibe

Noticias de hoy más vistas