• sábado 1 de abril del 2023

La UAB solicita reformas legales para ser "mucho más eficaces" frente casos de abuso de instructores

img

Avisa que ciertas medidas contra instructores tienen la posibilidad de vulnerar la presunción de inocencia

CERDANYOLA DEL VALLÈS (BARCELONA), 17 Mar.

La asesora general y responsable de Políticas de Igualdad de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), Esther Zapater, ha pedido reformas legales a fin de que la facultad logre hacer más ágil su contestación frente ocasiones de abuso por la parte de instructores y realizar el desarrollo "mucho más ágil y eficaz".

Lo dijo en una rueda de prensa este viernes en el rectorado de la facultad en Bellaterra (Barcelona), con ocasión de la suspensión de un catedrático de Física de la UAB tras ser culpado judicialmente por abuso sexual a lo largo de un par de años a una doctoranda, y del caso de "abuso de autoridad" de un instructor de la Facultad de Filosofía y Letras, suspendido ahora de trabajo y sueldo.

Zapater explicó que en la situacion del instructor de Filosofía y Letras, la demanda se inició en el mes de marzo de 2022 con 2 necesidades de activación de la Comisión Técnica Asesora (CTA) del Observatori de Igualtat de la UAB, que se terminan agrupando pues es contra exactamente el mismo instructor, y que ordenó abrir un expediente disciplinario en el mes de septiembre de 2022 y que concluyó este febrero de 2023 con la suspensión del instructor.

Concretamente, informó de que la primera solicitud viene de un grupo de doctorandas de la UAB que trasladan sus protestas contra este instructor por "mala práctica en la tutorización de la proposición doctoral"; y la segunda solicitud es por acoso y viene de un individuo que había sido doctoranda de este instructor y que tenía relación con él.

La decana de la Facultad de Filosofía y Letras y gerente de Políticas de Igualdad de la Facultad, Margarita Freixas, aseguró que, desde el momento en que tuvieron conocimiento de estas necesidades, desde la capacitad han tomado 2 medidas: se extendió la asignatura que daba este instructor; y se solicitó añadir a otra maestra mucho más para esta materia con la intención de "velar a fin de que se hiciesen buenas praxis enseñantes".

Freixas indicó que las pupilas asimismo se quejaban de este instructor por el hecho de que "hacía un empleo inapropiado de las comunidades"; y que las alumnos presentaron una protesta al decanato con 80 firmas en las que recogían las distintas malas praxis de este enseñante, como por servirnos de un ejemplo solicitarles proceder a charlas con él por el hecho de que de esta forma les subiría la nota.

La decana ha asegurado que este instructor de Filosofía y Letras no hizo clase desde septiembre de 2022 hasta enero de 2023 "por motivos de índole personal", que entre enero y febrero volvió a la docencia y que en el mes de febrero se le comunicó el expediente disciplinario que suponía su suspensión.

Zapater ha señalado que la medida de separar al instructor se tomó una vez se ha cerrado el expediente disciplinario iniciado en el mes de septiembre de 2022 frente a las protestas recibidas; y, preguntada por si acaso piensa que ha fallado el protocolo, ha señalado que "siempre y en todo momento es viable comprobar y ver qué si se podría haber hecho algo mucho más ágil".

Ha recalcado que el desarrollo administrativo tiene unos plazos y que "la separación o suspensión del instructor es solo entre las probables medidas que se tienen la posibilidad de tomar, pero que en un estadio muy inicial no se tienen la posibilidad de tomar con la legalidad vigente" y que hay que llevar a cabo todo este desarrollo de investigación de los hechos, que acaba con la separación este mes febrero.

Preguntada por si acaso está según con las afirmaciones este viernes del conseller de Investigación y Universidades, Joaquim Nadal, en las que abogaba por ser mucho más proactivos frente casos de supuestos abusos en la facultad, dijo que está en concordancia pero que para esto serían precisos cambios legislativos.

"En instantes iniciales del trámite no se tienen la posibilidad de tomar estas medidas por el hecho de que tienen la posibilidad de sospechar una vulneración de la presunción de inocencia, y llevarlo a cabo implicaría poner bajo riesgo cualquier actuación legal, podría implicar una nulidad de pleno derecho", ha recalcado.

Preguntada por la situacion del catedrático de Física apartado tras la sentencia condenatoria por abuso sexual a una doctoranda a lo largo de un par de años, Zapater dijo que se le ha suspendido en el momento en que tuvieron conocimiento de la sentencia, y también reitera que que se realizó acompañamiento legal y psicológico a la víctima, si bien la UAB "no era parte en el trámite".

Ha explicado que, en contraste al caso del instructor de Filosofía y Letras, a este catedrático no se le ha podido separar pues se abrió la vía penal frente a la gravedad de los hechos: "Si hay rastros de delito, la obligación del ordenamiento es que dejemos en suspenso el trámite administrativo, y que hasta el momento en que no haya finalizado el paseo penal, nosotros no tenemos la posibilidad de regresar a abrir el expediente" y separar al enseñante.

En afirmaciones siguientes, entre los representantes de las víctimas, Ermengol Gassiot, del sindicato CGT, ha asegurado que tienen patentizas de diálogos de WhatsApp y screenshots de comunidades de tanto el instructor de Filosofía y Letras como de otro enseñante en los que se puede ver "abuso sexual" hacia por lo menos siete pupilas del nivel de Filología Hispánica de la facultad.

También han afirmado que estos 2 enseñantes estaban en contacto por medio de comunidades con pupilas de centro que iban a llevar a cabo la Selectividad para hacerles consejos sobre la prueba, y que "después proseguían el contacto con las alumnos y terminaban en relaciones íntimas", y que cuando menos tienen perseverancia de un caso que haya acabado con relaciones íntimas.

Han asegurado que la UAB vió estas pruebas y que les ha comunicado que "la contestación ha de ser personal", esto es, que son las propias pupilas las que deben denunciar esta situación dando su nombre y apellidos, cosa que no hicieron y al final el abuso de este instructor de Filosofía y Letras ha salido a la luz por la demanda de las doctorandas.

Más información

La UAB solicita reformas legales para ser "mucho más eficaces" frente casos de abuso de instructores