Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Los estibadores del Port de Tarragona logran acuerdo para terminar conflicto laboral.

Los estibadores del Port de Tarragona logran acuerdo para terminar conflicto laboral.

Las empresas estibadoras y los estibadores del Puerto de Tarragona han llegado a un acuerdo que pondrá fin al conflicto laboral que se prolongaba desde hace dos años. Este acuerdo permitirá incrementar la plantilla con la contratación de 40 profesionales.

El presidente del Puerto, Saül Garreta, acompañado por los representantes de la Asociación de Empresas Estibadoras, Luis Fernández y Pablo García, y de los sindicatos Coordinadora y Comité de Estibadores de Tarragona, Xavier Tárraga y Jordi Inglés, anunciaron este acuerdo en una rueda de prensa celebrada hoy en Tarragona.

De los 40 nuevos empleados, 19 serán incorporados inmediatamente, mientras que los restantes 21 se unirán una vez concluyan su período de formación. Esto permitirá incrementar la capacidad operativa actual en un 34%.

El acuerdo, que tiene validez hasta 2029, también incluye un número mínimo de plazas por empresa para garantizar el servicio, así como cambios en la organización del trabajo para mejorar la eficiencia.

Garreta agradeció a ambas partes su "importante esfuerzo de diálogo y flexibilidad" y aseguró que este acuerdo beneficiará al Puerto, a las empresas, a la comunidad portuaria y a la zona del hinterland.

El presidente del Puerto afirmó que este acuerdo es solo "el principio, no el final", y que las conversaciones entre ambas partes continuarán en busca de una mayor eficiencia en las operaciones.

Tanto los representantes de las empresas como los trabajadores coincidieron en destacar la importancia de este día para la estiba del Puerto de Tarragona.

Tárraga recordó que hace un año el centro portuario de empleo estuvo a punto de disolverse y que este acuerdo permitirá consolidar los tráficos y captar nuevos.

Inglés, por su parte, señaló que el pacto brindará estabilidad y permitirá pensar en el futuro, proporcionando tranquilidad a los clientes del puerto.

García destacó la importancia de seguir creciendo y resaltó que ambas partes tuvieron que ceder para alcanzar este acuerdo.

Por último, Fernández subrayó la dureza de las negociaciones, que requirieron un gran esfuerzo y muchas horas de trabajo.