• martes 29 de noviembre del 2022

Los quioscos de Barcelona van a poder vender café, comida para llevar y ser puntos de paquetería

img

El Ayuntamiento consensúa con el campo un nuevo modelo para asegurar su viabilidad

BARCELONA, 2 Jul.

Los quioscos de Barcelona van a poder prestar modelos como café, comida para llevar y sugerir servicios como cajeros y puntos de paquetería, y que hasta el día de hoy no estaban autorizados, si bien sostendrán la venta de prensa como actividad primordial.

Lo han explicado en rueda de prensa el teniente de alcalde de Cultura del Ayuntamiento, Jordi Martí; la presidenta de la Associació Professional de Venedors de Premsa de Barcelona i Provincia (APVPBP) --que representa unos 300 quioscos--, Margarita Céspedes; y el presidente de la Associació de Quioscos de la Rambla --a la que hay 11 sucesos socios--, Juan Jiménez.

La idea es fruto de un convenio entre el consistorio, la APVPBP, el Col·legi de Periodistes de Catalunya y l'Associació de Quioscos de la Rambla, y en conjunto han pactado que los quioscos logren ofrecer diez artículos o servicios que se incorporarán en 2 fases.

Martí ha reivindicado que los quioscos dan "seguridad y vitalidad" al espacio público y enfatizó que el acuerdo permitirá su viabilidad económica, que la venta de prensa continúe siendo su actividad primordial y que sigan estando.

Céspedes dijo que esta es una idea que hacía falta por el hecho de que ahora estaban "en las últimas y la multitud no podía proseguir viviendo de los quioscos", y Jiménez ha sobre aviso de que sin ella en cinco o diez años no quedarían quioscos en la localidad.

En una primera etapa que se va a hacer eficaz en tres meses, se habilitarán estos espacios como punto de distribución de paquetería, cajeros, antenas 5G, plataformas de venta de entradas de espectáculos y recarga de baterías, y asimismo se dejará la flexibilización de su horario comercial.

En esta primera etapa, los quioscos van a deber acordar marco con conjuntos empresariales que va a deber validar el consistorio, con tal de poder sugerir estos servicios, y Céspedes ha detallado que han alcanzado un convenio con una entidad bancaria para poner los cajeros.

En una segunda que se va a hacer eficaz en seis meses, se les dejará la venta de café y comida para llevar y también integrar una exclusiva cara de propaganda en los módulos, y asimismo se va a trabajar a fin de que se incluyan en internet de rastreo del programa municipal 'Vincles', designado a remarcar las relaciones sociales de los jubilados.

En relación al café y comida para llevar, Martí ha detallado que los quioscos que vendían estos artículos hoy en día estaban infringiendo la normativa.

Este segundo bulto de medidas necesita mudar el pliegue de cláusulas reguladoras de la concesión de empleo de los quioscos (vigente del 2013 al 2030) y otro de los cambios que incorporará va a ser la modificación de los porcentajes de venta.

Hasta en este momento estas instalaciones debían asignar un 80% del espacio en venta de publicaciones periódicas y libros, con la oportunidad de asignar un 20% de su área a otros artículos; y desde la app del nuevo pliegue los porcentajes van a ser de 51% para prensa y 49% para el resto de artículos o servicios.

Actualmente, de los 322 quioscos con los que cuenta la localidad, 259 están en desempeño y 53 vacantes, y de estos últimos 31 se retirarán y 22 van a salir a certamen o se destinarán a proyectos como el que en estos instantes efectúa el Institut Municipal de Persones amb Discapacitat en diez quioscos.

Más información

Los quioscos de Barcelona van a poder vender café, comida para llevar y ser puntos de paquetería

Noticias de hoy más vistas