• viernes 3 de febrero del 2023

Puigdemont: "No volveré ni esposado ni rendido frente a un juez español a fin de que sea indulgente"

img

   BARCELONA, 12 Ene.

   El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha asegurado este jueves que luchará para lograr regresar en independencia y que no lo va a hacer "ni esposado ni rendido frente a un juez español a fin de que sea indulgente", en alusión tácita al juez Pablo Llarena.

   Lo dijo en un mensaje telemático desde Bélgica una vez que el magistrado del Tribunal Supremo (TS) haya eliminado el delito de sedición del procesamiento contra el expresidente catalán pero lo haya mantenido por los delitos de desobediencia y malversación.

   Frente ello, Puigdemont ha señalado que desea "librar la guerra europea hasta el desenlace", más allá de aceptar que puede no tener el resultado aguardado.

   "Acepto el peligro que acarrea asimismo que la guerra europea no sea el aguardado, pero el peligro es considerablemente más prominente si admitimos la iniciativa de que, en otoño de 2017, hicimos algo nuevo que el de cumplir de manera democrática con nuestro deber y que esto merece algún tipo como condena", ha subrayado.

   Para Puigdemont, el Supremo dejó clara su interpretación y de qué manera va a aplicar "la poco beneficiada reforma de la malversación, y no es una interpretación nada efectiva, como los promotores de la reforma aguardaban".

   De esta manera, el asimismo eurodiputado de Junts ha reiterado a las autoridades españolas que no solicita "ningún beneficio" frente su situación personal por el hecho de que --ha asegurado-- no cree en ello y por el hecho de que cree que no se utiliza para solucionar el enfrentamiento catalán.

   Por este motivo, tras cinco años de vivir en Bélgica, ha reivindicado su apuesta por la justicia europea, resaltando que es siendo consciente de lo que piensa y asimismo del "daño" que haría que la abandonase por dado que le conviniese mucho más.

   "No tiene que ver con admitir ser culpado por delitos en teoría menores, que no lo son. Se trata de no aceptar ninguna condena por resoluciones políticas, y esto no lo puede garantizar ningún pacto con el Gobierno ni ninguna connivencia con la justicia de ese país", ha añadido.

JUSTICIA ESPAÑOLA

   Tras indicar que no le guían cálculos personales ni partidistas, ha acusado a España de continuar realizando "política desde los tribunales y de mudar actos judiciales a conveniencia solo para hallar un fin político, el de perseguir y penalizar el desarrollo de independencia".

   "No es una justicia democrática", ha lamentado el expresidente catalán, que ha opinado que la reforma del Código Penal no revertirá esta inclinación.

Más información

Puigdemont: "No volveré ni esposado ni rendido frente a un juez español a fin de que sea indulgente"