• miércoles 8 de febrero del 2023

Raquel Sánchez piensa que en Catalunya es "mucho más bien difícil" seguir en proyectos y solicita autocrítica

img

Asegura que la gratuidad del transporte público "no es populismo" y dejará ahorrar hasta 300 euros por persona

BARCELONA, 17 Jul.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno, Raquel Sánchez, ha asegurado que el Govern debe realizar autocrítica "por el hecho de que en Catalunya en ocasiones resulta mucho más bien difícil seguir en ciertos proyectos", algo que ha ejemplarizado con la ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat y la circunvalación entre Terrassa y Sabadell.

En una entrevista en el períodico 'La Vanguardia' obtenida este domingo por Europa Press, ha señalado que la asamblea el viernes entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonès, es una buena nueva por el hecho de que "no hay otra forma de solucionar las diferencias que logren haber si no es a través del diálogo".

Ha defendido que la mesa de diálogo entre Gobierno y Generalitat dejará que las dos partes aborden múltiples cuestiones más allá de proteger modelos diferentes, pero informa de que el diálogo debe sostenerse "siempre y en todo momento en el contexto de la Constitución y la legalidad".

También ha urgido a Aragonès a "impulsar el rencuentro y reconciliación" en Catalunya convocando una mesa con todos y cada uno de los partidos con representación en el Parlament.

Sobre si ve posible la gratuidad de Cercanías, Rodalies y trenes de media distancia operados por Renfe anunciada por Pedro Sánchez como medida anticrisis, respondió que sí y ha señalado "la relevancia de la apuesta como jamás antes se había realizado por el transporte público".

"La iniciativa asimismo se debe de fijar en el contexto de las complejas situaciones que tienen las economías familiares a consecuencia de la guerra en Ucrania. Es un estímulo y un alivio para las familias y clientes del transporte público", ha añadido.

Preguntada por la reacción del vicepresidente y conseller de Políticas Digitales y Territorio de la Generalitat, Jordi Puigneró, al aviso de la medida, respondió que la medida "no es populismo" y que piensa un alivio para la mayoría de la ciudadanía por el hecho de que puede sospechar un ahorro de hasta 300 euros por persona.

Ha afirmado que el servicio no va a ir sobrepasado y que "hay margen para absorber" el aumento del 15-20% de individuos que prevén para en el momento en que se coloque el descuento por el hecho de que los trenes van hoy día al 80% de su aptitud, y afirma que se monitorizará el desarrollo y que se fortalecerá con medidas complementarias para asegurar un excelente servicio.

Sobre la ampliación de Aeropuerto, dijo que lo prosigue teniendo en cuenta un emprendimiento válido que debería retomarse y que "la Generalitat fue la que se desmarcó de un convenio inicial al que se había llegado" y la que debería elegir, según ella, si desea la inversión.

A el interrogante de si se traspasará la administración Rodalies, respondió que para esto es requisito determinar primero un contrato programa entre la Generalitat y el operador, Renfe, para abonar los servicios prestados.

"El Ministerio hizo una iniciativa al Govern y nos agradaría charlar de futuro pues hay que hacer más simple que Renfe logre comprar nuevos trenes para destinarlos a Catalunya, si bien hay que apuntar que quien regula las frecuencias, horarios y tarifas es la Generalitat", ha añadido.

Más información

Raquel Sánchez piensa que en Catalunya es "mucho más bien difícil" seguir en proyectos y solicita autocrítica