• viernes 3 de febrero del 2023

Serrat conmueve en su primer concierto de despedida en el Palau Sant Jordi de Barcelona

img

"¡Ahora estoy aquí!", afirma en el comienzo del fin de su da un giro que reúne a 15.cien espectadores

BARCELONA, 20 Dic.

El cantautor Joan Manuel Serrat ha feliz a los 15.cien ayudantes en el primero de sus tres recitales de despedida de los niveles en el Palau Sant Jordi de Barcelona, en el que por medio de mucho más de veinta temas hizo un viaje de 2 horas por su trayectoria mezclando sus canciones en catalán y español.

Tras una introducción musical, el concierto ha arrancado con 'Temps era temps', frente al enorme aplauso de un público que ha llenado las gradas, como va a ocurrir en ámbas datas sobrantes de la da un giro 'El vicio de cantar 1965-2022' en el Palau Sant Jordi.

Serrat tomó la palabra tras este primer tema para agradecer al público su presencia y le ha pedido festejar con alegría esta despedida de los niveles: "Dejen la melancolia y la melancolía, o sea una celebración. Mantengan la compostura. No se sequen las lágrimas en la manga del vecino".

El cantautor ha rememorado que parecía lejos en el momento en que en el mes de abril inició la da un giro de despedida de los niveles y, emulando al expresidente de la Generalitat Josep Tarradellas ha añadido: "Ja sóc aquí!" (¡Ahora estoy aquí!).

"He venido a despedirme en persona, como se debe", ha subrayado Serrat, quien aseguró que no podía despedirse de los niveles de otro modo que con alegría.

En un ámbito austero, encabezado por un telón colorado sobre la que un display proyecta imágenes y 2 pantallas laterales, la banda de siete músicos capitaneada por Ricard Miralles ha acompañado a Serrat, quien ha empuñado en ciertos temas la guitarra acústica.

Tras este primer tema, se han sucedido canciones como 'Cançó de bressol', 'El carrusel del Furo', 'No hago otra cosa que meditar en ti', 'Algo personal' y una enternecedora 'Pare', que ha arrancado entre las aclames de la noche.

En este punto, Serrat volvió a dirigirse al público barcelonés para alertarlos de lo que considera "la mucho más grave de las amenazas", que para él es el cambio climático, y ha lamentado que la clase política se comporte tal y como si la cuestión no fuese con ellos.

Tras 'Cançó de matinada', Serrat ha interpretado 'Las nanas de la cebolla' de Miguel Hernández, que musicó Alberto Cortez, en otro de los instantes álgidos del concierto, a la que ha proseguido una intimista 'El meu carrer'.

La interpretación de 'Barcelona i jo' estuvo trufada de imágenes en las pantallas de rincones simbólicos de Barcelona -incluido su Poble Sec natal--, a la que han seguido 'Es antojadizo el azar', que ha interpretado al lado de Uixi Amargós, y 'El día de hoy puede ser un enorme día'.

Tras una estremecedora 'La tieta', Serrat ha arrancado uno de sus temas mucho más populares como es 'Mediterráneo', y que hizo manifestarse móviles inteligentes para inmortalizar el instante, con entre las aclames de la noche.

Serrat, tras lamentar que el Mediterráneo se haya transformado en un vertedero de restos y un "sarcófago" de vidas humanas, ha continuado el recital con 'Plany al mar', y que dió paso a una coreada 'Cantares', que fué la canción con la que ha concluido el equipo primordial del concierto.

Tras confiar en que el público haya vivido una noche festiva y emotiva, el de Poble Sec ha iniciado el bis con 2 temas en catalán como 'Cremant núvols' y 'Paraules d'amor', este último coreado por un público entregado, y una 'Celebración', que es lo que Serrat ha pretendido para esta da un giro de despedida.

Esta serie de tres recitales en su Barcelona natal cierra la da un giro 'El vicio de cantar 1965-2022', que llevó al cantautor barcelonés a prestar una setentena de recitales desde abril, en el momento en que arrancó la da un giro en el Beacon Theater de Nueva York.

Más información

Serrat conmueve en su primer concierto de despedida en el Palau Sant Jordi de Barcelona