Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Talamàs (Cámara de Terrassa) propugna la "gobernanza" de Terrassa en la conurbación de Barcelona.

Talamàs (Cámara de Terrassa) propugna la

El presidente de la Cámara de Comercio de Terrassa (Barcelona), Ramon Talamàs, ha afirmado que las empresas de la demarcación no están en riesgo debido a la sequía, aunque algunas podrían enfrentar dificultades. Asegura que, para la actividad industrial, el suministro de agua no será un problema, ya sea proveniente de una u otra fuente. Sin embargo, advierte sobre el posible aumento de costos. Además, insta a la Generalitat a tener en cuenta la actividad empresarial al considerar restricciones relacionadas con la sequía.

Talamàs también ha expresado su opinión sobre la gobernanza de la conurbación de Barcelona, argumentando que debería extenderse hasta Vilanova i la Geltrú y Mataró, incluyendo Terrassa. Considera que la multiplicidad de administraciones genera desorden y atribuye esto a que cada una tiene su propio peso.

En relación con la colaboración entre la Cámara de Terrassa y la de Sabadell, destaca que ambas entidades comparten intereses y defienden lo mismo. Si bien reconoce las diferencias históricas entre ellas, afirma que una fusión no ha sido anunciada ni está en la agenda en la actualidad.

El presidente de la Cámara de Terrassa ha elogiado el trabajo realizado por la Conselleria de Empresa y Trabajo de la Generalitat en materia de reindustrialización y mantenimiento de la actividad productiva existente, aunque considera que cuentan con recursos de personal limitados. Por otro lado, en referencia al Pacte Nacional per la Indústria, señala que aunque no están descontentos, esperan más concreción en las propuestas.

Al ser consultado sobre el futuro de la siderúrgica Celsa, Talamàs menciona que no ha tenido contacto con la empresa, pero en su momento se ofrecieron para mantener la actividad aunque la dirección no consideró interesante su intervención.

Finalmente, respecto a las cámaras y las patronales, defiende que pueden ser complementarias y coinciden en la prestación de algunos servicios. Sin embargo, considera que las cámaras no deben participar en el diálogo social debido a su papel de defensa del conjunto de la empresa y para evitar desconfianzas por parte de las patronales.