• martes 29 de noviembre del 2022

Teresa Ribera afirma que las eléctricas subirían los costes "considerablemente más" sin el máximo al gas

img

Protege que la relación con Argelia es "sólida y amplia y extensa" y que el suministro de gas no está en riesgo

BARCELONA, 12 Jun.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha asegurado que las compañías de electricidad propondrían "costes considerablemente más altos" si el Gobierno no hubiese aprobado el máximo de precio al gas para achicar el valor de la factura de la luz.

En una entrevista a 'La Vanguardia' obtenida este domingo por Europa Press, Ribera ha concretado que las compañías subirían las tarifas a 180 y 200 euros MWh si el Gobierno no lo hubiese impedido: "No es posible que en unas situaciones como estas lo que no vale mucho más produzca unos provecho de similar calado", ha argumentado.

De hecho, ha asegurado que de 200 euros de media que podrían cobrar el MWh, las eléctricas en este momento lo van a poder a llevar a cabo como máximo a 140, algo que les comportará una "muy importante disminución de las ventajas potenciales que hubiesen recogido las eléctricas".

Ha explicado que la llamada 'salvedad ibérica' comporta que, si para generar electricidad se precisa un 20% o 25% de gas, se pague eso "y no todo lo demás", y ha asegurado que va a suponer un ahorro de entre el 15% y el 20% en la factura.

También ha sostenido que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) está examinando la información que las eléctricas están obligadas a moverse desde septiembre, para "arrojar mucho más transparencia y reclamar información de los costes entre quien crea la energía y quien la comercializa, pero asimismo en medio de estos y el cliente final".

Ha negado que el suministro de gas en España esté bajo riesgo por el aviso de Argelia de romper las relaciones comerciales con España, y ha asegurado que la relación entre los dos países es "bastante esencial, sólida y extensa tanto en el tiempo como en los temas de interés para querer una rápida restauración de esta situación".

Considera que el suministro del gas es dependiente de contratos entre compañías privadas que tienen que "quedar ajeno de ese posicionamiento político" y piensa que las energéticas españolas han diversificado sus distribuidores para eludir la dependencia.

Preguntada por si acaso España puede salir perjudicada de una intensificación de los vínculos entre Argelia y también Italia, dijo textualmente que la relación con los italianos es muy, muy buena y que, en verdad, España le ayuda con recursos de gas natural licuefactado "y se llegó a contemplar el gasoducto Barcelona-Livorno, si bien todavía es un emprendimiento muy preliminar".

Y, en lo que se refiere a las conexiones con Francia, ha asegurado que la interconexión con el país "es una prioridad oficial" para la Unión Europea y que hay un trazado para el enorme corredor de hidrógeno ibérico que coincide con el del gasoducto Midcat.

Ha defendido que Francia está "considerablemente más abierta" con relación a el Midcat y ha apuntado que el enfrentamiento de hoy pasa por comprender cuáles son los plazos para realizarlo, ya que ahora se ha desbloqueado la conexión submarina por el golfo de Vizcaya y se impulsarán las pirenaicas.

Más información

Teresa Ribera afirma que las eléctricas subirían los costes "considerablemente más" sin el máximo al gas

Noticias de hoy más vistas