• viernes 3 de febrero del 2023

Tiago Rodrigues piensa sobre el apogeo de la ultraderecha en una obra en el Teatre Lliure

img

'Catarina y también a beleza de matar fascistas' llega tras ser anulada por la pandemia

BARCELONA, 19 Dic.

El dramaturgo portugués Tiago Rodrigues piensa sobre el apogeo global de los movimientos de ultraderecha en la obra 'Catarina y también a beleza de matar fascistas', que se va a poder ver en el Teatre Lliure de Montjuïc este miércoles y jueves y que había sido anulada en la temporada 2020-2021 por las limitaciones de la pandemia.

En una rueda de prensa telemática, el dramaturgo explicó que empezó a meditar en la obra en 2018 con la intención de conectar la historia del antifascismo, la dictadura portuguesa y las luchas feministas con lo que veía todavía de "resto institucional del fascismo, por poner un ejemplo en la justicia con una dualidad de criterios en relación a la crueldad sobre la mujer".

'Catarina o a beleza de matar fascistas' relata la narración de una familia donde sus integrantes se ocupan de matar fascistas en una tradición de sobra de 70 años y que prueba a la joven Catarina, que hay que comenzar asesinando a un juez denunciado por el movimiento feminista.

El asimismo nuevo directivo del Festival de Avignon (Francia) explicó que el título del montaje es por Catarina Eufémia, una campesina asesinada en 1954 que demandaba derechos laborales, y que se transformó en un símbolo de la resistencia antifascista y de la emancipación de la mujer.

El montaje se ubica en 2028 una vez que la ultraderecha llegó al poder a Portugal con esta familia que festeja esta "asamblea absurda" donde matan a un fascista, pero donde la Catarina exhibe inquietudes y se pregunta si la crueldad no es un fallo, causando un enfrentamiento político, filosófico y humano en su familia.

Rodrigues explicó que en la parte, que dura 2 horas y media, el secuestrado no charla hasta la parte final donde hace un "alegato de victoria" interpelando al público tal y como si fuera un mitin político, y que ha causado reacciones entre el público como chillidos y lanzamiento de algún objeto.

El dramaturgo ha subrayado que esa escena provocó aun una "crisis" con la compañía, puesto que en un comienzo ciertos pertenecientes se negaban a que se introdujese ese alegato para el que Rodrigues dijo que se inspiró en alegatos que se tienen la posibilidad de oír en parlamentos de europa, pero que por último se sostuvo por la irritación y la reflexión que producía.

Tiago Rodrigues aseguró que por el momento están virando por los teatros en los que no ha podido llevarlo a cabo por la pandemia y que el Lliure apostó por la obra desde un principio, y que desde el próximo año va a estar libre para girar nuevamente.

Preguntado por la reacción en Italia tras el triunfo de Hermanos de Italia, dijo que representaron la obra antes de las selecciones en Roma y Módena, y que el partido en este momento en el gobierno procuró que se cancelara, pero los municipios no lo apoyaron, y dijo que tiene convidaciones de otros teatros italianos: "Me semeja esencial regresar a Italia el año próximo", dijo.

El directivo del Teatre Lliure, Juan Carlos Martel, que ha considerado que la obra refleja "el peso de la tradición, la familia y el fascismo", ha asegurado que le encantaría que la parte se viese en mucho más teatros españoles el año próximo.

Más información

Tiago Rodrigues piensa sobre el apogeo de la ultraderecha en una obra en el Teatre Lliure