• martes 29 de noviembre del 2022

Una usada de la ILC afirma que ha propuesto mudar contratos presuntamente irregulares y Borràs lo descartó

img

Sugirió unificar contratos en teoría fraccionados para un mismo servicio

BARCELONA, 12 Jul.

La responsable de administración de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC) testimonió frente a la jueza que ha propuesto a la presidenta del Parlament y entonces directiva de la institución, Laura Borràs, mudar el género de contratación al advertir presuntas irregularidades en múltiples contratos menores --por los que en este momento está procesada-- puesto que estaban "relacionados entre sí", pero ha contado que Borràs lo descartó y prosiguió empleando contratos en teoría fraccionados.

La gobernante informó de que podían estar "errando en el trámite administrativo" de múltiples contratos menores, según consta en la declaración incluida en el sumario de la causa, al que tuvo ingreso Europa Press.

En preciso, la trabajadora tiene relación a los contratos menores adjudicados al amigo de Borràs, Isaías H., por múltiples servicios relacionados con el sitio web de la ILC, frente a lo que "le sugería a la directiva que había otro trámite, el de contrato negociado".

"Vi que había la oportunidad de relacionar estos contratos en que fuera exactamente el mismo trabajo, pero la directiva me logró ver que no, que eran distintas trabajos", contó a la jueza de Instrucción 9 de Barcelona al declarar como testigo a lo largo de la instrucción del caso.

Por esta causa, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha procesado a Borràs por presunto estafa en 18 contratos menores a Isaías H. en el momento en que dirigía la ILC.

Está procesada por los supuestos delitos de prevaricación, estafa, falsedad reportaje y malversación continuada y asimismo están procesados Isaías H., Andreu P., que en teoría participó en elaborar los capitales y facturas a enseñar a la ILC, y el técnico de la institución Roger Y también. por presuntamente hacer más simple los trámites.

Del sumario asimismo se desprende que la investigación sobre la ILC comenzó a causa de una charla telefónica intervenida a Isaías H., que era investigado en otra causa por presunta falsificación de billetes y de tráfico de drogas.

Esta primera causa se destapó merced a un fallo de un funcionario de Correos: Isaías H. utilizaba un apartado de Correos para recibir el dinero falso, y por el fallo el cartero lo dejo en el buzón contiguo.

La dueña del otro apartado de Correos halló 20 billetes de 50 euros y al asistir al banco para contrastar su validez verificó que eran billetes falsos.

A raíz de este descubrimiento, Isaías H. pasó a estar investigado y la policía intervino su teléfono y oyó diálogos con una tercera persona sobre el trabajo que hacía para la ILC y en las que mentaba que allí hacía 'trapis' y tenía "varios cobrizos con Borràs".

En esta primera causa, donde aparte de por supuesta falsificación de moneda Isaías H. se encontraba investigado por presunto narcotráfico, la policía intervino un bulto dirigido a él: al abrirlo, hallaron un DVD y cien pastillas de color morado.

Más información

Una usada de la ILC afirma que ha propuesto mudar contratos presuntamente irregulares y Borràs lo descartó

Noticias de hoy más vistas