• miércoles 8 de febrero del 2023

Vecinos de la Casa Orsola de Barcelona solicitan negociar un nuevo contrato frente al juicio a un inquilino

img

Su contrato acabó en el mes de abril y no desea irse

BARCELONA, 9 Ene.

Vecinos de la Casa Orsola de Barcelona han solicitado en el fondo dueño de la finca, Lioness Inversiones, negociar un nuevo contrato para los inquilinos que habitaban el edificio antes que el fondo lo adquiriera y a los que se les ha acabado el contrato de alquiler, entre ellos un vecino juzgado este lunes por no dejar su piso tras el objetivo del contrato y cuyo desahucio está sosprechado para febrero.

El Juzgado Civil 8 de Barcelona vió este lunes el primer juicio por desahucio a entre los vecinos del edificio modernista en la esquina de Consell de Cent y Calàbria, y otros inquilinos de la finca han protestado a las puertas de la Ciutat de la Justicia para reclamar una mediación por un nuevo contrato.

El edificio tiene 27 casas, y hay tres inquilinos mucho más atentos de juicio a los que se les ha acabado el contrato pero no se han marchado del piso.

El contrato del vecino enjuiciado este lunes, Josep Torrent, acabó a fines de abril de 2022 tras 20 años viviendo en la finca: "Meses antes nos llega un burofax diciendo que dejásemos el piso y creemos que no era habitual. El juicio va a ser un trámite, nos se utiliza para visibilizar que un fondo buitre logre obtener una finca, echar a los vecinos y elucubrar", dijo en afirmaciones a los cronistas antes de ingresar al juzgado.

Fuentes presentes en el juicio han explicado a los cronistas que Torrent, representado por el conjunto legal del Sindicat de Llogateres, ha pedido a la propiedad que acceda a una mediación para lograr continuar en el piso donde habita, al paso que los representantes de la compañía han reprochado que intente hacer un enfrentamiento popular de una finalización de un contrato de alquiler.

El desahucio de Torrent está sosprechado para el 14 de febrero si bien esta fecha puede mudar según cuánto tarde en publicarse la sentencia y en resolverse los casuales elementos que se muestren contra ella.

"Si aseguran que me debo ir, yo aguardaré a que me desahucien, aguardaré hasta el último instante en mi casa", aseguró Torrent, que dijo sentirse desamparado y ha tachado de especuladores a los causantes del fondo dueño de la finca.

El representante de la Xarxa d'Habitatge de l'Esquerra de l'Eixample, Albert Freixa, ha solicitado en afirmaciones a los cronistas que "la negociación ha de ser colectiva pues el inconveniente es grupo" a todos y cada uno de los vecinos del bloque de pisos, y ha añadido que el encarecimiento del precio de la vivienda perjudica alén de la Casa Orsola.

Por una parte del Sindicat de Llogateres, Enric Aragonès ha recordado que la ley de vivienda está en trámite en el Congreso y regulará el alquiler de temporada, que ha asegurado que es el que quiere utilizar el dueño de la finca por el hecho de que "deja ciclos de especulación mucho más cortos".

Más información

Vecinos de la Casa Orsola de Barcelona solicitan negociar un nuevo contrato frente al juicio a un inquilino