Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Víctimas de agresión sexual lamentan un sistema legal que las victimiza

Víctimas de agresión sexual lamentan un sistema legal que las victimiza

La Associació d'Assistència de Dones Agredides Sexualment (Aades) ha brindado apoyo a un total de 190 mujeres, con edades comprendidas entre los 14 y 90 años, que han sufrido agresiones sexuales. Según Violeta García, miembro de la asociación, estas mujeres critican el sistema legal por considerarlo "muy victimizante". En una entrevista a Europa Press, García señaló que la asociación, que recibe subvenciones, colabora con diferentes servicios como los Mossos d'Esquadra, el Hospital Clínic y otros centros de salud para derivar a las mujeres que necesitan ayuda.

La asistencia brindada por la asociación implica una evaluación de cada caso para determinar si pueden ofrecer el recurso adecuado. Además del equipo principal, compuesto por coordinadoras, una técnica de proyectos, una abogada, tres psicólogas y una terapeuta corporal, también colaboran con otras asociaciones feministas y cuentan con un grupo de voluntarias que realizan talleres de prevención y autodefensa. Entre los servicios prestados por la Asociación se encuentra un programa terapéutico individual y grupal, asesoramiento legal y acompañamiento social.

Es importante destacar que no todas las mujeres que reciben asistencia han presentado una denuncia contra sus agresores, ya que es un proceso muy personal. La asociación informa a las víctimas sobre las implicaciones y los pasos a seguir en caso de querer presentar una denuncia. García explicó que muchas mujeres se arrepienten de haber denunciado, ya que consideran que el sistema legal puede ser aún más victimizante que la propia agresión.

Según García, a menudo se tarda un tiempo en darse cuenta de que se ha sufrido una agresión sexual, especialmente cuando el agresor es una persona conocida. Pedir ayuda en estos casos es especialmente difícil debido a la culpa y la complicación emocional que sienten las mujeres. Después de sufrir una agresión, las víctimas experimentan una amplia gama de emociones y reacciones, que van desde la intranquilidad y la ansiedad hasta la falta de emociones y un estado de ánimo plano. Es fundamental transmitir que no todas las víctimas presentarán los mismos síntomas de trauma.

En relación a las denuncias por violencia de género, los Mossos d'Esquadra han instruido 14.137 casos en lo que va de año. Esto representa un aumento del 9,6% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Además, se ha detenido a 6.056 hombres por este delito, un 13,2% más que en 2022. Las formas de violencia de género más denunciadas son los maltratos en el hogar, las amenazas, el quebrantamiento de condenas y la violencia física o psicológica habitual en el ámbito familiar.

Hasta el 31 de octubre de este año, se han registrado 14 asesinatos de mujeres, así como el asesinato de una mujer trans y el de una anciana a manos de su hijo. En nueve de los 14 casos, el entorno de la víctima tenía conocimiento de las situaciones de conflicto o violencia en la relación. Por otro lado, se han llevado a cabo 80 seguimientos de autores de violencia de género mediante pulseras telemáticas y los Grupos de Atención a la Víctima han realizado 12.896 seguimientos en total, de los cuales 9.863 corresponden a mujeres con medidas judiciales o de protección vigentes.

El Hospital Clínic de Barcelona, un centro de referencia en casos de violencia sexual, ha atendido a 588 víctimas, 524 mujeres y 64 hombres, hasta el 31 de octubre de este año. Esto representa un aumento del 5,6% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Se destaca que el 99% de las agresiones fueron cometidas por hombres, y más del 50% de las víctimas tenían menos de 25 años. Además, se encontró que en el 75% de las agresiones hubo penetración y en el 67% de los casos, las víctimas conocían a sus agresores.

Los tipos de lugares donde se cometieron las agresiones varían, con un 46% de los casos ocurriendo en el domicilio de la víctima, un 10% en locales de ocio nocturno y un 16% en la vía pública. Además, se identificó que un 3,7% de las víctimas eran personas sin hogar, y se registraron violaciones grupales en el caso de 7 mujeres. En cuanto a las lesiones físicas, el 37% de las mujeres presentaron golpes, mordidas, hematomas o fracturas, mientras que en el caso de los hombres víctimas, el porcentaje fue del 25%.