Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Albiach acusa Aragonès de mentir sobre el Hard Rock ante el Parlament.

Albiach acusa Aragonès de mentir sobre el Hard Rock ante el Parlament.

Las tensiones entre ERC y los Comuns se intensifican, con Albiach acusando a Aragonès de mentir en el Parlament

BARCELONA, 24 de abril

La candidata de los Comuns en las elecciones catalanas, Jéssica Albiach, ha exigido explicaciones a Pere Aragonès, presidente de la Generalitat y candidato de ERC a la reelección, sobre el renovado compromiso del Govern con el proyecto del Hard Rock justo antes de firmar un pacto de presupuestos con el PSC. Albiach lo ha acusado de mentir en sede parlamentaria.

Estas declaraciones fueron hechas junto a Janet Sanz, concejal de BComú en Barcelona, en relación al acuerdo de Govern aprobado por la Generalitat el 27 de febrero, minutos antes de firmar el pacto presupuestario con los socialistas. Este acuerdo renueva el compromiso del Govern con el proyecto del Hard Rock y encarga al Institut Català del Sòl (Incasòl) la negociación de la compraventa de los terrenos con la Caixa.

"En política se puede discrepar, se pueden enfrentar modelos, pero no se puede mentir", ha afirmado Albiach, criticando que durante las negociaciones de las cuentas, ERC afirmara que el proyecto del Hard Rock no tenía relación con los Presupuestos.

La candidata también ha acusado al Govern de ocultar el acuerdo de Govern aprobado el 27 de febrero, asegurando que este acuerdo busca garantizar que el proyecto del Hard Rock tenga éxito.

"Exigiremos que Aragonès vuelva al Parlament y dé todas las explicaciones. Es crucial decir la verdad y que asuma responsabilidades", ha reclamado Albiach, admitiendo que las confianzas para futuros pactos postelectorales están deterioradas.

Los Comuns se mantendrán firmes en su postura de solo pactar con fuerzas progresistas y exigirán que Aragonès explique por qué mintió. Albiach ha prometido revocar este acuerdo si forma parte del próximo Gobierno catalán.

En una entrevista, Aragonès mencionó que no se podía detener arbitrariamente el proyecto del Hard Rock y que no le entusiasmaba. El Govern argumentó que tendrían que pagar indemnizaciones si se detenía el proyecto, tal como proponían los Comuns.