Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Puigdemont amenaza con apoyar una moción de censura contra Sánchez si no cumple acuerdo de gobierno

Puigdemont amenaza con apoyar una moción de censura contra Sánchez si no cumple acuerdo de gobierno

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha expresado su disposición a apoyar una moción de censura contra Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), si no cumple los acuerdos establecidos para respaldar su investidura, según informa la publicación online "Politico".

En una conversación informal con el líder del Partido Popular Europeo (PPE), Manfred Weber, durante un evento, el político alemán reprochó a Puigdemont que estaba "alimentando" a la extrema derecha representada por Vox. Ante esto, el líder independentista catalán señaló la posibilidad de que su partido, Junts, llegara a acuerdos con el PP a lo largo de la legislatura.

Puigdemont aseguró a "Politico" que si no se producen avances suficientes en las negociaciones con el PSOE para el reconocimiento de Cataluña como "nación", Junts podría votar junto al PP en temas como la aprobación del presupuesto o en resoluciones sobre Israel, donde ambas formaciones tienen posiciones más alineadas.

El expresidente de la Generalitat dejó claro que para apoyar una moción de censura junto al PP, los conservadores también deberían "dar un paso" hacia ellos. Puigdemont afirmó que no pueden seguir tratándolo como un terrorista, según las palabras recogidas por "Politico".

Además, el líder huido de la justicia española respondió a las críticas surgidas por las referencias al "lawfare" en el acuerdo de gobierno entre el PSOE y Junts. Puigdemont defendió que es una advertencia dirigida a jueces y políticos, comparándola con la cabeza de caballo en la película "El Padrino", como una señal de que van en serio.

Puigdemont y Weber, quienes suelen coincidir en el Parlamento Europeo, se encontraron por primera vez en público durante la gala anual de "Politico", donde se reconoció al líder de la oposición, Donald Tusk, como el personaje más poderoso de la escena europea, y a Puigdemont como uno de los más disruptivos, por detrás de la gobernadora del Banco de Rusia, Elvira Nabiullina.