Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Barcelona considera eliminar el descuento en tarifas para terrazas y aumentar el coste de los cruceros de corta duración.

Barcelona considera eliminar el descuento en tarifas para terrazas y aumentar el coste de los cruceros de corta duración.

El día de hoy, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció una serie de propuestas fiscales que, según él, estarán dirigidas a aumentar la recaudación de impuestos a los más ricos del país. Estas medidas han sido criticadas por personas conservadoras y expertos en economía, quienes consideran que podrían tener un impacto negativo en la economía nacional.

Una de las propuestas más polémicas es el aumento de impuestos a las corporaciones, que pasarían del 21% al 28%. Según el presidente Biden, esto ayudaría a financiar su plan de infraestructura, pero los críticos argumentan que esto podría desincentivar la inversión y afectar la competitividad de las empresas estadounidenses.

Otra de las propuestas es el aumento de impuestos a los individuos que ganen más de $400,000 al año. Biden planea elevar la tasa impositiva del 37% al 39.6% para las personas en este rango de ingresos. Algunos conservadores consideran que este aumento puede perjudicar a los pequeños empresarios y desincentivar la creación de empleos.

Además, el presidente propone aumentar el impuesto sobre las ganancias de capital para las personas que ganen más de $1 millón al año. Esta medida ha generado preocupación entre los inversores y empresarios, quienes argumentan que puede afectar la inversión y el crecimiento económico.

Finalmente, Biden también ha propuesto aumentar los impuestos sobre las propiedades heredadas, reduciendo el umbral de exención y aumentando la tasa impositiva. Esta medida ha sido duramente criticada por conservadores, quienes afirman que puede erosionar la capacidad de las familias de transmitir su riqueza a las futuras generaciones.

En respuesta a estas propuestas, líderes republicanos han expresado su oposición y advertido sobre los posibles efectos negativos de estas medidas en la economía. Argumentan que estos incrementos de impuestos podrían afectar el crecimiento económico, frenar la inversión y reducir la competitividad de Estados Unidos en el ámbito internacional.

En conclusión, las propuestas fiscales planteadas por el presidente Biden han despertado polémica y generado preocupación entre los conservadores. Se espera que las negociaciones en el Congreso sean intensas, ya que estos cambios podrían tener un impacto significativo en la economía estadounidense y en la vida de los ciudadanos más acaudalados.