Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Gabriela Cabezón Cámara critica a Milei como un personaje ficticio y extremista.

Gabriela Cabezón Cámara critica a Milei como un personaje ficticio y extremista.

La reconocida escritora argentina Gabriela Cabezón Cámara ha publicado su nueva novela llamada 'Las niñas del naranjel' (Random House), la cual tiene como protagonista a la Monja Alférez. En España, esta obra ha sido muy bien recibida por el público.

En una entrevista con Europa Press, Cámara expresó su preocupación ante la victoria electoral de Javier Milei en Argentina. Según la autora, resulta "chocante y aterrador" la posibilidad de un gobierno de ultraderecha, especialmente con un personaje tan extremo que podría ser sacado de una obra de ficción.

La autora también hizo hincapié en que se avecina un periodo oscuro para el país. Calificó de "locura" algunas de las propuestas hechas por el partido de Milei durante la campaña electoral y manifestó su temor por el impacto que esto podría tener en el mundo de la cultura.

Ante la pregunta sobre cómo se verá afectado este sector, Cámara expresó su impresión de que el partido de Milei no es demasiado favorable hacia la cultura. Sin embargo, a pesar de las dificultades, se mostró esperanzada en que la cultura sobrevivirá, como siempre lo ha hecho, aunque cada vez sea más difícil.

La escritora recordó que durante la crisis argentina de 2001, se produjo un cambio hacia el centro-izquierda y surgieron muchas editoriales. Ahora, cree que será interesante observar cómo se desarrollan los acontecimientos y que podría haber una oportunidad para tejer nuevas redes que promuevan una nación que se preocupa por los más débiles.

En su novela 'Las niñas del naranjel', Gabriela Cabezón Cámara imagina una aventura protagonizada por Catalina de Erauso, conocida como la Monja Alférez. Según la autora, Catalina es un personaje fascinante con un lado oscuro muy marcado.

La escritora se sintió atraída por la determinación y la capacidad de hacer lo que quería de la Monja Alférez. La historia se desarrolla en el Siglo de Oro español y la conquista de América, y la autora plantea qué ocurriría si el personaje se viera obligado a detenerse en unas circunstancias donde su vida no estuviera en peligro.

La novela combina la narrativa con el género epistolar, a través de cartas en las que la Monja Alférez se dirige a una tía suya que regenta un convento en Euskadi, repasando su pasado. Según Cámara, esto le permitió combinar el vértigo con la tranquilidad.

La escritora destacó que a lo largo de la novela, la identidad de género está tratada de manera tranquila. Defendió que el personaje de Catalina muestra que el género es una construcción cultural y ha sido así desde siempre.

Cabezón Cámara afirmó que Catalina de Erauso era una persona en constante cambio y le interesaba explorar hasta qué punto se podía transformar con la ficción. Por lo tanto, el personaje en el presente de la novela es una creación ficticia y no representa una figura histórica.

La autora ha sido traducida a más de una decena de idiomas y es reconocida por sus novelas 'La Virgen Cabeza' y 'Las aventuras de la China Iron', que fue finalista en la shortlist del premio Booker Internacional.