Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Shakira podría ser condenada a 8 años de prisión por supuesto fraude de 14,5 millones a partir de la próxima semana.

Shakira podría ser condenada a 8 años de prisión por supuesto fraude de 14,5 millones a partir de la próxima semana.

Shakira, la reconocida artista, se presentará en la Audiencia de Barcelona para el inicio de su juicio por presuntamente defraudar 14,5 millones de euros a Hacienda. En este caso, se enfrenta a una petición de condena a ocho años y dos meses de prisión. El juicio comenzará este lunes y se espera que dure 12 sesiones, que se llevarán a cabo entre el 20 de noviembre y el 14 de diciembre. Durante este tiempo, declararán 117 testigos y ocho peritos.

El guión del juicio establece que el turno de la cantante será el primer día, pero su defensa puede solicitar que se atrase. Como es habitual, la defensa buscará replicar todas las pruebas presentadas en su contra al final del juicio. Entre los testigos llamados a declarar se encuentran empleados que atendieron a Shakira en Barcelona, como estilistas, peluqueros, trabajadores de centros de estética, bares, hoteles y restaurantes, así como su conductor personal, dos ginecólogos, profesores de zumba y fitness, y vecinos de la artista en Cataluña.

Además, comparecerán empleados de Live Nation España, el CEO de Sony Music en América Latina y la presidenta de la compañía, a petición de la defensa de Shakira. También testificarán su hermano y mánager, coreógrafa, terapeuta, peluquera, estilista, mánagers, productor y su ex pareja Antonio de la Rúa Pertiné.

La acusación contra Shakira se basa en la presunta comisión de seis delitos contra Hacienda entre 2012 y 2014. Además de la petición de prisión, la Fiscalía exige una multa de 23,8 millones de euros. Según el fiscal, la artista utilizó un entramado de 15 sociedades domiciliadas en varios países para eludir el pago de impuestos en España, ocultando sus rentas a la Agencia Tributaria.

Antes del juicio, Shakira ya devolvió 17,2 millones de euros que le reclamaba Hacienda por impuestos pendientes. Su defensa argumenta que no existe ninguna deuda pendiente y considera esta causa como un atropello a sus derechos. A pesar de haberse intentado negociar un acuerdo entre la Fiscalía y la defensa para evitar el juicio, las conversaciones no prosperaron.

Este juicio se produce cuatro meses después de conocerse una segunda causa contra la artista por presunto fraude a Hacienda, en la que se le reclama una deuda de 6,686,502 euros por la declaración de 2018 del IRPF y el Impuesto sobre el Patrimonio. Este caso se encuentra en los juzgados de Esplugues de Llobregat (Barcelona).