Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Descubren un revolucionario análisis sanguíneo con una efectividad del 90% para detectar el Alzheimer

Descubren un revolucionario análisis sanguíneo con una efectividad del 90% para detectar el Alzheimer

Investigadores del Hospital de Sant Pau de Barcelona han llevado a cabo un importante estudio que ha desarrollado una nueva prueba analítica de sangre capaz de diagnosticar el Alzheimer con una precisión de entre el 90 y el 95%. Esta investigación, en colaboración con otros centros, ha abierto la puerta a una forma más accesible y menos invasiva de detectar esta enfermedad, ya que hasta hace poco solo era posible mediante estudios post mortem del cerebro.

Los resultados de este estudio, que han sido publicados en la revista 'Jama Neurology', son muy prometedores. El equipo de investigadores analizó datos de tres cohortes diferentes: la Translational Biomarkers in Aging and Dementia (Triad) de Canadá, la Wisconsin Registry for Alzheimer's Prevention (Wrap) de Estados Unidos y la Sant Pau Initiative on Neurodegeneration (Spin) de Barcelona.

Las muestras utilizadas en el estudio fueron de un total de 786 participantes con una media de edad de 66,3 años y fueron analizadas en Suecia. Según el responsable de la plataforma de biomarcadores de la Unidad de Memoria del Hospital de Sant Pau, Daniel Alcolea, este biomarcador específico tiene una precisión muy alta, entre el 90 y el 95%, y ha mostrado los resultados más prometedores hasta ahora.

El biomarcador p-tau217 utilizado en el estudio demostró tener una precisión comparable a los biomarcadores presentes en el líquido cefalorraquídeo. Además, se ha revelado como especialmente efectivo en la detección de cambios longitudinales en etapas tempranas de la enfermedad, incluso en su fase preclínica.

Estos resultados confirman la capacidad de esta técnica para diferenciar entre grupos de participantes con o sin anomalías detectadas por resonancia magnética, tomografía por emisión de positrones (PET) o líquido cefalorraquídeo. También se ha destacado la capacidad de este biomarcador para reducir significativamente la necesidad de pruebas adicionales, lo que implica una disminución del 80% en la cantidad de pruebas requeridas para confirmar el diagnóstico de la enfermedad.