Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

El Instituto de Medicina Legal de Catalunya adquiere herramientas de detección para nuevas drogas.

El Instituto de Medicina Legal de Catalunya adquiere herramientas de detección para nuevas drogas.

El Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Catalunya (IMLCFC) ha adquirido nuevos equipos analíticos de última generación para mejorar la calidad de los estudios bioquímicos, biológicos y toxicológicos que realiza. Estos equipos ayudarán a detectar y cuantificar mejor las drogas nuevas o emergentes en sangre y orina.

Según la Conselleria de Justicia, Derechos y Memoria de la Generalitat, se han adquirido cuatro aparatos en régimen de alquiler durante seis años, con un valor total de 1,8 millones de euros.

Los equipos incluyen dos cromatógrafos de gases acoplados a espectrometría de masas/masas, un cromatógrafo de líquidos acoplado a espectrometría de masas/masas y un cromatógrafo de líquido acoplado a espectrometría de masas. Estas técnicas de toxicología forense permiten detectar alcohol, drogas de abuso y psicofármacos.

Según la Conselleria, estos nuevos equipos son similares a los que ya tiene el laboratorio del IMLCFC, pero mucho más modernos y capaces de detectar sustancias más rápido. Además, el último dispositivo es de alta resolución, lo que lo convierte en la tecnología más avanzada en toxicología forense. Permite detectar sustancias a muy baja concentración.

La Conselleria destaca que esta adquisición mejorará la resolución de casos relacionados con sustancias complejas, como casos de sumisión química o agresiones sexuales, muertes por accidentes de tráfico y muertes por reacción a sustancias psicotrópicas.

La jefa del servicio de laboratorio forense del IMLCFC, Geli Gallego, ha señalado que ha habido una evolución en el consumo de drogas de abuso en los últimos años. Antes, las más consumidas eran cocaína, alcohol, heroína y anfetaminas, pero ahora se encuentran constantemente con drogas emergentes o nuevas drogas.

Estas drogas son psicoactivas y derivan de drogas anteriores o se sintetizan mediante modificaciones químicas. Son más potentes que las drogas anteriores y son activas en concentraciones mucho más bajas. Por lo tanto, los nuevos equipos del IMLCFC son útiles para distinguir sustancias presentes en cantidades muy pequeñas en una muestra de sangre.

Geli Gallego también destaca que los consumidores de drogas de abuso suelen consumir varias sustancias simultáneamente, por lo que es importante poder detectar distintas sustancias en concentraciones muy bajas al mismo tiempo.