Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Fiscal se ve "forzado" a retirar solicitud de pena de prisión permanente para acusado de 3 crímenes en Barcelona.

Fiscal se ve

Aplica la doctrina del Supremo y reclama en cambio 95 años de cárcel

BARCELONA, 17 Jul.

El fiscal del juicio a un hombre acusado de tres crímenes en Barcelona el 20 de enero de 2020, de los que la última víctima fue el periodista y trabajador municipal David Caminada, ha retirado "obligado" la petición de condenarlo a prisión permanente revisable.

En el trámite de alegaciones previas del juicio con jurado que ha empezado este lunes en la Audiencia de Barcelona, el fiscal Manuel Sancho de Salas ha explicado que debe hacer este cambio a causa de la doctrina que el Tribunal Supremo (TS) ha desarrollado en el último año, después de que él presentara el escrito de acusación para esta causa.

La ley prevé una condena a prisión permanente revisable para crímenes contra menores o cometidos junto a un delito sexual, y también para cuando una misma persona comete varios crímenes.

Esta tercera posibilidad es la que se aplica en esta causa y sobre la que Sancho de Salas ha expuesto que la doctrina del Supremo ha concretado que puede usarse en casos donde el acusado ya tenga antecedentes por un crimen, algo que no puede aplicarse en este caso porque los tres se enjuician a la vez.

Por eso, el fiscal ha modificado su petición de condena y ahora pide una pena de 95 años de cárcel por dos delitos de asesinato, uno de homicidio, uno de incendio, tres robos, dos intentos de robo y un delito de lesiones.

En la causa también hay tres acusaciones particulares que representan a familiares de víctimas y que, por ahora, no han anunciado cambios en sus peticiones de condena, y tanto ellas como la acusación pública de la Fiscalía han adelantado que no consideran que pueda aplicarse al acusado ningún eximente por enfermedad mental ni por drogadicción.

La defensa, por su parte, niega que el acusado cometiera ninguno de los hechos que se le imputan y, por tanto, reclama la absolución.

Para este lunes estaba agendado el interrogatorio del acusado pero su defensa ha pedido aplazarlo al final del juicio, una petición habitual para poder contestar defendiéndose de todas las pruebas que se expongan en su contra, y el tribunal lo ha aceptado.

Así, el juicio seguirá el martes con testigos y está previsto que el interrogatorio al acusado sea finalmente el martes 25 de julio.

El primer crimen que se atribuye al acusado fue sobre las 15 horas en casa de la víctima, que murió con "254 heridas con un arma blanca", y presuntamente después incendió el piso, se llevó las llaves de la vivienda y de la moto de la víctima, además de joyas, y huyó descolgándose del balcón hasta la calle.

Sobre las 15.15 horas, el hombre supuestamente abordó a una vecina en el portal de otra finca, la asfixió con las manos hasta matarla y luego le quitó la cartera, el móvil, las gafas, el reloj y las llaves.

Una media hora después, presuntamente golpeó a un motorista hasta tirarlo del vehículo, se subió a la moto y se fue conduciendo hasta la entrada de una tienda, donde entró exhibiendo un cuchillo e intentó atracar el local, pero no lo consiguió ante la resistencia de los trabajadores.

Alrededor de las 15.55 horas, fue a la plaza San Jaume y se enfrentó al empleado municipal David Caminada, intentando quitarle una bolsa mientras esgrimía un arma blanca pero, al no conseguirlo, le dio "al menos dos" puñaladas en el pecho, lo que provocó que Caminada muriera dos días después.