Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Grandes empresas del sector energético apuestan por tecnología e inversión para un suministro sostenible

Grandes empresas del sector energético apuestan por tecnología e inversión para un suministro sostenible

Llardén (Enagás), Berberana (Agbar) y Puñet (AOP) debaten sobre energía en S'Agaró (Girona)

S'AGARÓ (GIRONA), 25 Nov. - Los dirigentes de Enagás, de Agbar en Catalunya y Baleares y de la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) han coincidido este sábado en que el futuro de los suministros energéticos sostenibles depende de una revolución tecnológica e inversora.

El XXVIII Encuentro de Economía en S'Agaró (Girona) ha debatido sobre transformación energética con el presidente de Enagás, Antonio Llardén; el ceo de Agbar en Catalunya y Baleares, Narciso Berberana, y el director de la AOP, Andreu Puñet, moderados por el periodista de 'La Vanguardia' Eduardo Magallón.

Llardén (Enagás) ha dicho que este invierno la UE está "infinitamente mejor que hace un año" en gas porque el nivel medio de almacenamiento de los países miembros supera el 90%, aunque eso no garantiza suministro para todo el año, pero sí para el invierno.

Pese a la invasión rusa de Ucrania, ha servido al menos para que la UE considerara que el suministro debe ser una política común, lo cual ha comportado esforzarse más en el almacenamiento.

Desde la invasión, España se ha visto totalmente abastecida con gas (lo recibe de casi 20 países) y además ha sido capaz de recibir mucho más gas del necesario: lo ha almacenado mucho e incluso "se ha reexportado" a Francia, Portugal, Marruecos e Italia, ya que la UE también ha empezado a hablar de solidaridad.

"Tendríamos que tener una ventana de paz en los próximos seis meses en la guerra de Ucrania", ha dicho, ya que los mercados rechazan siempre la incertidumbre: si se acerca la paz, bajarían los precios.

De cara al futuro, ha advertido de que hoy "es la OTAN la que protege" a Europa, por lo que es importante el papel de EE.UU., que además es un país autosuficiente en gas y también lo exporta.

Ha explicado que EE.UU. es el primer suministrador de España y que Argelia ha pasado de ser el primero al segundo, aunque es "un suministrador fiable y muy importante".

Sobre la producción de hidrógeno, ha afirmado que es una parte muy importante del proceso de descarbonización, y que España debe aspirar a ser autosuficiente en hidrógeno verde e incluso a exportar, y ha añadido que "hace falta revolución tecnológica" para la energía en general.

Berberana (Agbar) ha deseado que no haga falta transportar agua en barco ante la sequía, porque es una alternativa "extremadamente cara", y ha advertido de que el suministro por camión cisterna requeriría 92.000 de estos vehículos cada día para el área de Barcelona.

También ha afirmado que el agua regenerada sí garantiza el futuro: "Tenemos que ser capaces de regenerar el 100% del agua que consumimos".

Además, ha valorado el hecho de que tratar aguas residuales contribuye a favorecer 'green jobs', a conseguir fertilizante y a generar energía, y ha destacado "la generación de biogás a través del tratamiento del agua residual".

Para ejemplificar el coste energético de cada manera de conseguir agua, ha dicho que el tratamiento tradicional de agua superficial de un río tiene un coste 1, la regenerada 2, la desalada 4-6 (según la tecnología) y la de barcos se dispara: "Hay que ponerle más dígitos; no quiero ni decirlo, porque nos iríamos a decenas".

Y además de este coste energético, ha advertido sobre el coste ambiental, por lo cual ha vuelto a defender el agua regenerada, con "muchos más intangibles; no porque no se puedan medir sino porque no se ponen en valor".

Además, ha defendido que no hay tratamiento más barato en términos sanitarios que el tratamiento de las aguas residuales y el sistema de saneamiento: "Es el hospital más barato".

Puñet (AOP) ha dicho que los combustibles líquidos tienen futuro porque ya han empezado a tener "un origen renovable", de materias primas renovables diversas, así que las refinerías pasarán a ser centros de economía circular, y habrá neutralidad de emisiones de CO2.

Esta conversión sólo culminará "a base de tecnología, no de ideología", y por tanto depende de mucha inversión, pero el sector en España "tiene la voluntad y la capacidad, si se le permite", e incluso ya lo está haciendo.

Y ha dado una cifra como ejemplo de la importancia de avanzar: cada punto adicional de combustibles renovables que se introduzca en los combustibles actuales supone reducir 860.000 toneladas de CO2.

Estas toneladas equivalen al ahorro de CO2 que representan 425.000 vehículos eléctricos (España tiene hoy 110.000 de estos vehículos).