Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Las declaraciones de Mas confirman su participación, junto a Trias y Rosell, en la génesis de la controvertida 'Operación Catalunya'

Las declaraciones de Mas confirman su participación, junto a Trias y Rosell, en la génesis de la controvertida 'Operación Catalunya'

Inicia la nueva temporada de su videopodcast con un episodio con ambos

BARCELONA, 22 Oct.

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha asegurado que él, junto al líder de Junts en el Ayuntamiento de Barcelona y exalcalde de la ciudad, Xavier Trias, y el expresidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, fueron "escogidos para empezar todo eso que después se ha conocido como 'Operación Catalunya'".

Lo ha dicho en un episodio de su videopodcast 'A favor de la política', que ha iniciado nueva temporada este domingo con una conversación sobre la 'Operación Catalunya' con Trias y Rosell como invitados.

Mas ha recordado que en ese momento él presidía la Generalitat; Trias era alcalde y Rosell era presidente del Barça: "Éramos tres personas que teníamos posiciones muy relevantes en el país, probablemente las más relevantes desde un punto de vista público".

Trias ha afirmado que "esto empieza con unos políticos corruptos que quieren destruir un tipo de nacionalismo, que es el que en ese día representaba Convergència y Convergència i Unió", y ha añadido que se ha conseguido porque estos partidos han desaparecido.

El exalcalde ha reprochado que ni ERC ni Junts han podido gobernar en Barcelona porque la exalcaldesa Ada Colau en 2019 y el actual alcalde, Jaume Collboni, han pactado con otras fuerzas para "poderse pasear por España explicando que ellos han frenado a los independentistas".

Rosell ha asegurado que en 2011 "había toda una planificación para destruir a Catalunya y para destruir a las instituciones y a las personas que las representaban" y lo ha atribuido textualmente a la corrupción del Estado.

Para él, la 'Operación Catalunya' fue una "conjura" entre policías, fiscales, jueces y parte del sistema mediático y político, y ha cifrado en 75 las inspecciones de Hacienda que le han hecho desde 2010, cuando fue elegido presidente del Barça.