Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Nadal propone aplazar las nuevas PAU hasta tener claridad en su implementación.

Nadal propone aplazar las nuevas PAU hasta tener claridad en su implementación.

El conseller de Investigación y Universidades de la Generalitat, Joaquim Nadal, ha abogado por que las nuevas pruebas de acceso a la universidad (PAU) comiencen a implementarse en dos años "una vez se sepa cómo deben ser", después de que el Gobierno central haya paralizado el real decreto para su aplicación por la convocatoria de las elecciones generales.

En una entrevista de Europa Press, ha pedido ese periodo de dos años cuando se conozcan los contenidos y el tipo de preguntas para comenzar a formar a los estudiantes que inician primero de Bachillerato de acuerdo a las nuevas PAU.

"Los que hacen segundo se les seguirían aplicando las viejas PAU y los de primero, si hay una nueva PAU porque es un decreto que ha quedado en suspenso, harían las nuevas", ha señalado.

Nadal ha dicho que esto debería hacer retrasar el inicio de la implementación de las nuevas PAU a 2025 por que "si no, sería un engaño a las escuelas y a los alumnos", y ha asegurado que no ve viable que pudieran implantarse en 2024.

Sobre las pruebas de aptitud personal (PAP) para acceder a los grados de Educación, que este año superó un 54% de los aspirantes, ha afirmado que quiere reconstruir un acuerdo para que todas las universidades catalanas la pidan.

Joaquim Nadal ha afirmado que las universidades públicas y dos privadas las piden, pero que otras privadas no las demandan para el acceso a los estudios: "Mi voluntad es reconstruir el acuerdo general y encontrar una solución para todo el sistema".

Preguntado por el proyecto de implementar una PAP para los estudiantes de Medicina, un proyecto que se comenzó a trabajar en 2020 para asegurar el componente humanístico en el perfil de los alumnos, ha asegurado que "de momento ha quedado paralizado".

Nadal, sobre el plan de choque para reducir el profesorado asociado en situación de precariedad, ha explicado que el curso se iniciará con la contratación de 200 profesores dentro del plan de choque anunciado por el Govern, que prevé crear 820 plazas de profesor a tiempo completo en tres años con un presupuesto de 65 millones de euros.

El conseller ha asegurado que se tendrá que ver el impacto que tiene el plan de choque y cuando finalice comprobar si los asociados que haya lo son de acuerdo al principio de la ley o son docentes que aspiran a profesor a tiempo completo.

Joaquim Nadal no ha descartado que "con toda probabilidad" se tenga que repetir el programa una vez finalizado este trienio, y ha subrayado que el objetivo es conseguir minimizar el problema en una proporción razonable.

Nadal ha afirmado que el departamento aprovechará las ventajas que presenta la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU), como la no necesidad de acreditación de los lectores.

Respecto a la LOSU, ha afirmado que puede ser favorable si se aprovecha sus "rendijas" o desfavorable si se despliegue de forma contraria a su propio espíritu, y ha señalado que alguno de los decretos aprobados por el ministro Joan Subirats han ido en la línea de desarrollo favorable.

Sin embargo, ha dicho que se debe ver qué pasará una vez acaba la interinidad de este periodo postelectoral y preinvestidura, y ha señalado que se niega a "contemplar la posibilidad de que no haya investidura".

Ante este escenario, ha señalado que se deberá producir necesariamente el mantenimiento, implementación y despliegue de la LOSU: "Lo digo solo y exclusivamente pensando en la vigencia de la LOSU. No entro en ninguna consideración política sobre otros fondos que deberían permitir hacerlo posible".

Ha afirmado que había un "compromiso" del Ministerio de Universidades de hacerse cargo del mayor coste para las universidades de la implementación de la LOSU, y ha esperado que sería un mínimo razonable que el coste lo asumiese el responsable de desplegar la ley.