Crónica Cataluña.

Crónica Cataluña.

Bayona sostiene que el cine fantástico es una forma más auténtica de narrar la realidad.

Bayona sostiene que el cine fantástico es una forma más auténtica de narrar la realidad.

El director J.A. Bayona presenta en el Sitges Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya su película "La sociedad de la nieve", seleccionada para representar a España en los Oscar. En una rueda de prensa, Bayona argumenta que siempre ha defendido el cine fantástico como una forma más auténtica de contar la realidad.

"La sociedad de la nieve", que se proyecta fuera de concurso en el festival, se estrenará en cines en diciembre y llegará a Netflix el 4 de enero. La película se basa en el caso real de un equipo uruguayo de rugby cuyo avión se estrelló en los Andes en 1972 mientras se dirigían a Chile. Refleja las difíciles condiciones en las que sobrevivieron los supervivientes en medio de un clima extremo.

Bayona comenta que cuando se reunió con los supervivientes, se dio cuenta de que querían que la película se hiciera aún más que él. Considera que una de las razones puede ser que esta versión también da una "voz a los muertos".

El director destaca que a través de la inmersión, la empatía y la búsqueda de la verdad que plantea la película, muchas personas después de 50 años han logrado entender al otro. Enfatiza la importancia de ponerse en el lugar de los demás a través del cine.

Se le pregunta a Bayona sobre el tema del canibalismo al que tuvieron que recurrir los supervivientes. Él responde que no fue el aspecto que más le impactó al leer el libro de Vierci, y enfatiza que buscó la mejor manera de abordarlo. Destaca que lo que más le llamó la atención fue lo imponente que es la historia en todos los sentidos.

Aunque rodaron muchas escenas, Bayona comenta que las más desagradables se excluyeron de la narrativa, ya que la intención no era suavizar la historia. Como ejemplo, menciona que filmaron escenas de cómo cortaban o rasgaban el calcio de los huesos, pero finalmente fueron eliminadas porque se alejaban de la trama principal.

Bayona menciona que habló con el psicólogo que entrevistó a los supervivientes después del rescate. El psicólogo le dijo que lo que hicieron en la montaña fue "bloquear una parte de su cerebro".

El director destaca que, a pesar de que los personajes reales eran muy religiosos, buscó contar la historia de manera inclusiva, sin limitarla al aspecto religioso. Quiso darle una lectura espiritual al acto de entrega.

Bayona subraya que eligió rodar la película en castellano desde el principio debido a su importancia en el contexto sociocultural. También quería utilizar actores locales poco conocidos. Además, menciona que la película tiene un presupuesto similar al de una película de Hollywood.

Comenta que actualmente no es posible rodar películas de presupuesto medio de Hollywood en español debido al mercado en el que vivimos. Esto le llevó diez años llevar a cabo el proyecto. Destaca que Netflix permitió que la película se realizara en castellano y también acordaron que tuviera una exhibición en cines.

Bayona admite que se realizó un casting con actores conocidos, pero el tono de la película iba en una dirección diferente. Destaca que la pandemia dificultó la elección, ya que había cuarentenas en hoteles para realizar las pruebas, lo que creó un vínculo entre los actores que se refleja en la pantalla.

El rodaje se llevó a cabo en Sierra Nevada (Andalucía), Montevideo (Uruguay) y diversas ubicaciones de los Andes, tanto en Chile como en Argentina, incluyendo El Valle de las Lágrimas, el lugar real donde ocurrió la historia.

El director se prepara para recibir uno de los premios Máquina del Tiempo del Festival de Sitges antes de la proyección de la película. Califica al festival como "muy especial" y menciona que ha vivido grandes momentos en este evento. Se muestra emocionado por recibir este reconocimiento y destaca la línea borrosa entre el escenario y el público, ya que muchos directores que estaban en la audiencia han pasado a presentar sus propias películas.